ArchivoEdición impresa

Acceso a suscriptores »

Accede a EL PAÍS y todos sus suplementos en formato PDF enriquecido

jueves, 12 de mayo de 2005

Ana Obregón califica de fraude el intento de prolongar 'Ana y los 7'

TVE duda emitir los cuatro episodios extra que encargó a Star Line

Un "fraude al espectador". Así califica Ana García Obregón el acuerdo con Televisión Española por el que Star Line producirá cuatro capítulos más de los inicialmente previstos de Ana y los 7. La actriz y creadora de la comedia asegura que se enteró de la prórroga -en la que ella desaparece camino de la luna de miel- después de grabar su final feliz de la serie. La productora respondió ayer que está "legalmente facultada" para adaptar la idea de Obregón. TVE se mantiene al margen de las controversias, pero una reunión entre su director y la actriz ha dejado en el aire la voluntad inicial de alargar hasta finales de junio una de las pocas propuestas que en estos momentos convulsos mantiene tirón entre la audiencia de la cadena pública.

"No quiero marear más la perdiz", avisó Obregón en febrero, cuando presentó los que debían ser los 13 episodios de despedida de la serie. "Una retirada a tiempo es una victoria", sentenció, después de declarar que, como garante de audiencias millonarias (4.818.000 espectadores en la última temporada, 24,8% de cuota de pantalla, cuando la media de la cadena fue del 19,4% en abril), TVE le había pedido una "propina de cuatro capítulos". La actriz no recogió el guante, pero sí lo hizo por su cuenta Star Line, productora dirigida por Juan Alexander con la que trabajó a finales de los noventa en A las once en casa. Star Line replicó ayer en un comunicado que la protagonista dio en principio su conformidad, pero que se echó atrás en marzo, cuando ya se habían contraído "una serie de compromisos ineludibles tanto humanos como de servicios".

La pasada semana se grabó el supuestamente último episodio de Ana y los 7, que el próximo 30 de mayo cerraba el cuento de hadas -una showgirl se coloca, tras un cúmulo de malentendidos, como niñera de la numerosa familia de un banquero viudo (Roberto Álvarez), junto al que vive una historia de amores y desamores- con la boda de los protagonistas. Según la versión de la actriz, en el rodaje de la última secuencia se enteró, junto al resto del equipo, de que se grabarían cuatro episodios adicionales, en los que ni ella ni Roberto Álvarez aparecen, pues el guión hace caer el avión en el que se dirigen a su luna de miel en África.

La productora asegura, para justificar el alargamiento de las tramas, que "ostenta los derechos de propiedad intelectual sobre el argumento y la facultad de desarrollarlo". García Obregón, por su parte, denuncia que no ha percibido el porcentaje correspondiente por la cesión de derechos sobre su idea entre los capítulos 41 y 91, y ayer reclamó la resolución del contrato que la vincula con Star Line.

Entre tanto, Televisión Española se manifiesta "ajena" al conflicto entre la productora y la actriz. Aunque si el viernes exponía sin dudas su decisión de emitir los cuatro capítulos de la discordia, una entrevista el pasado martes -cuando se empezó a rodar la propina- entre el director de TVE, Manuel Pérez Estremera, y Obregón ha dejado una puerta abierta a un desenlace tal como lo concibió su creadora. "En los cuentos, al final ganan los buenos", confía la actriz.

Ana García Obregón.

Atención al cliente

Teléfono: 902 20 21 41

Nuestro horario de atención al cliente es de 9 a 14 los días laborables

Formulario de contacto »

Lo más visto en...

» Top 50

Webs de PRISA

cerrar ventana