ArchivoEdición impresa

Acceso a suscriptores »

Accede a EL PAÍS y todos sus suplementos en formato PDF enriquecido

sábado, 9 de abril de 2005

Una joven muere tras someterse a una operación de cirugía estética

Natalia Isabel Martín de Ruedas Martínez, de 20 años, murió el pasado 2 de abril tras someterse a una operación estética de aumento de senos efectuada por el cirujano Ramón López Saucedo en una clínica privada. Durante la intervención, la joven sufrió una parada cardiorrespiratoria, de la que fue recuperada por el anestesista contratado por el cirujano. Trasladada al servicio de urgencias del hospital público Gregorio Marañón, los médicos detectaron un daño cerebral irreversible en la mujer. Murió tres días después. La familia ha presentado una denuncia en el juzgado.

La paciente acudió a la clínica Tecno Estética, en la calle de Velázquez, número 100 (distrito de Salamanca), donde el cirujano López Saucedo pasa consulta los martes y los jueves. El facultativo accedió a agrandarle los senos, operación por la que le cobraría 4.000 euros. La intervención fue efectuada la tarde del pasado 30 de marzo en un quirófano alquilado en la clínica El Bosque, en la calle de Alonso Saavedra, 29 (Ciudad Lineal).

Según la familia, la operación transcurrió sin incidentes hasta que Natalia Isabel sufrió una arritmia, de la que pudo ser recuperada por el cirujano y su anestesista. Fue trasladada con sedación al servicio de urgencias del hospital Gregorio Marañón. "Nos dijeron que no nos preocupáramos. Cuando le hicieron un escáner cerebral en el Gregorio Marañón la misma tarde que ingresó, no encontraron nada anormal", asegura la madre, Rosario Martínez Toledo.

El desconcierto llegó a la mañana siguiente, cuando le fue repetida la prueba. Los médicos le habían quitado la sedación y la paciente no reaccionó. El escáner demostró que Natalia Isabel sufría un daño cerebral muy grave. El empeoramiento fue progresivo y bastante rápido. Los médicos comunicaron la mañana del sábado 2 de abril a los familiares que el encefalograma era plano, es decir, que la actividad cerebral de la joven era nula. Sólo quedaba esperar el tiempo que resistiera el corazón. Este órgano falló pasado el mediodía.

La madre de Natalia Isabel presentó ese mismo día una denuncia en el juzgado de guardia de la plaza de Castilla. "Solicitamos que se tengan por denunciados los presentes hechos y que con carácter de urgencia se acuerde la autopsia judicial por presunta negligencia médica", reza el escrito.

La denuncia se centra en el centro clínico El Bosque, en Ramón López Saucedo "y cuantas otras personas se acrediten en función de la investigación". Esto también incluye al anestesista y al personal que asistió al facultativo en la intervención.

"A este médico nos lo recomendó una enfermera que conocemos. Yo le dije a mi hija que no escatimase gastos y que no acudiera a una clínica de las baratas", explicó Rosario Martínez Toledo. "Mi hija era una persona sana, que nunca había sufrido ninguna enfermedad ni había tenido que ser operada. No sabemos lo que pasó ni por qué le vino esa arritmia", añade.

Natalia Isabel trabajaba de cocinera en el convento Sagrado Corazón, en la calle de Romero Robledo (distrito de Moncloa). Tenía una hermana mayor, de 25 años, y un hermano de cinco.

Carlos Sardinero, el abogado de la Asociación de Defensa del Paciente (Adepa), que también se ha ocupado del caso, informó ayer de que todavía no ha presentado escrito de acusación contra nadie. Está a la espera de recibir el informe de la autopsia y del Instituto Nacional de Toxicología para determinar si hubo negligencia médica o si el fallecimiento se debió a otras causas.

Entre los posibles factores desencadenantes apuntó a un choque anafiláctico (reacción al anestésico), una mala oxigenación, alguna patología cardiológica o pulmonar de la paciente o una eventual negligencia por exceso de anestésico.

"En cuanto tengamos los informes de la autopsia y Toxicología, investigaremos si el médico tiene la titulación adecuada para efectuar esas intervenciones y si la clínica tiene licencia para alquilar quirófanos y realizar estas operaciones", añadió el letrado.

Quirófano alquilado

El director médico del centro clínico El Bosque, el doctor Sergio Muñoz, explicó a EL PAÍS que dicho centro fue abierto en 1988 y que desde entonces se dedica a alquilar quirófanos para cirugía ambulatoria a médicos que cuentan con los títulos necesarios para ejercer. "El doctor López Saucedo había operado más veces aquí, al igual que el anestesista", aseguró Muñoz. También subrayó que el centro no tuvo nada que ver con la intervención, ya que ésta fue efectuada por profesionales ajenos al mismo.

El doctor Muñoz lamentó el fallecimiento de Natalia Isabel y mandó "un sentido pésame" a sus familiares. "Ante las noticias difundidas por Adepa, vamos a interponer una demanda por un supuesto delito de injurias con publicidad", anunció.

Este periódico intentó ayer reiteradamente, sin éxito, recabar la versión del doctor Ramón López Saucedo y de la clínica Tecno Estética.

Atención al cliente

Teléfono: 902 20 21 41

Nuestro horario de atención al cliente es de 9 a 14 los días laborables

Formulario de contacto »

Lo más visto en...

» Top 50

Webs de PRISA

cerrar ventana