Selecciona Edición
Entra en EL PAÍS
Conéctate ¿No estás registrado? Crea tu cuenta Suscríbete
Selecciona Edición
Tamaño letra
INICIATIVAS

Una empresa de Internet es el mayor centro de empleo estable de la comarca ganadera de Aínsa

En Infopirineo trabajan 18 personas, el 80% mujeres - La empresa se creó hace siete años en Aínsa, un pueblo del Pirineo oscense de 1.200 habitantes - Su facturación ascendió a seis millones de euros en 2004

"Aquí unas veces se cae un servidor y otras pare una vaca", dice Carlos Buetas mientras ve alejarse a su socio, Ricardo Buil, para atender a un ternero que ha sido abandonado por su madre.

Buetas y Buil crearon en 1997 en su pueblo, Aínsa, una empresa de Internet, Infopirineo. El pasado año facturó casi 6 millones de euros. En Infopirineo trabajan 18 personas y se ha convertido en la empresa con más puestos de trabajo estables de la comarca de Aínsa, un pueblo del Pirineo oscense de 1.200 habitantes. "Además, el 80 % son mujeres", presume Buil.

"Somos la pareja empresarial más estable de la zona", bromea Buetas, de 39 años de edad, que en 1996 comenzó a hacer webs para los amigos. "Tengo un bar de noche. En la montaña, los días de invierno se hacen muy largos. Me gustaba hacer páginas y empecé en casa con las de algunos amigos". Un año después se asoció con el ganadero Ricardo Buil.

Buil, de 32 años de edad, llega tarde a la cita: "Lo siento, me ha parido una vaca y se han complicado las cosas".

Este ganadero estudió Turismo, como Carlos Barrabés, un emprendedor de un valle cercano que también apostó por Internet para salir del aislamiento comercial que se produce cuando se vive rodeado de montañas. "Vivimos en una de las zonas más despobladas de España. Tenemos un kilómetro cuadrado por cada 3,2 habitantes. Aquí lo que sobra es terreno. El municipio de Aínsa está compuesto por 24 núcleos de población y, entre todos, cuenta con 1.827 habitantes, de los cuales dos terceras partes viven en Aínsa. Más del 60% ya superan los 50 años de edad", explica Buetas.

Aunque constructoras y hoteles pueden tener una plantilla temporal superior, el centro de reservas por Internet es la empresa que ofrece más empleo estable de la comarca.

Al principio, Buil, que compra y vende ganado por los pueblos, aprovechaba los viajes para vender otras cosas. "En una ocasión", recuerda Buetas, "vendió un ternero, una página web y un teléfono móvil a unos señores mayores que tenían una casa de turismo rural".

Sin abandonar sus respectivos negocios, los dos socios han visto cómo Internet les proporcionaba algunas satisfacciones. "No ha sido fácil. A veces hemos caído; pero siempre nos hemos vuelto a levantar".

En 2000 ambos compraron el dominio pirineos.com. "Gastamos lo que no teníamos, pero mereció la pena. Aunque nos endeudamos, nos parecía que acabábamos de asegurar nuestra jubilación", comenta Buil. Después, compraron centraldereservas.com. "En Internet, el nombre sigue siendo muy importante porque genera tráfico".

Pirineos.com factura alrededor de 300.000 euros al año. Central de Reservas, la agencia de viajes, facturó cinco millones de euros en 2004. "Es posible que superemos los 10 millones de euros en 2005. Hemos desarrollado una herramienta informática que permite reservar habitaciones de hotel en todo el mundo. Resulta muy sencilla de manejar y es muy eficaz para lograr los mejores precios. El cliente selecciona una ciudad y, en pocos segundos, puede elegir las ofertas de hoteles que en ese mismo momento tienen los principales mayoristas".

Buil cree que sus clientes cuentan con otra ventaja. "Por lo general, en el sector se cobra cuando se realiza la reserva. A veces, entre la reserva y la ocupación de la habitación pasan varios meses. Nosotros cobramos unos días antes de que se ocupe la habitación y así es el cliente, y no la agencia, quien sigue disponiendo del dinero".

"Invertimos muy poco en publicidad. Casi nada. Enviamos un boletín a 33.300 suscriptores, pero en nuestro caso lo que ha funcionado es el boca a boca".

En marzo, una empresa mayorista de viajes los distinguió con el premio a la agencia que más había vendido por Internet. "En la entrega de premios en Madrid", recuerda Buil, "compartimos mesa con Rumbo, una agencia de Telefónica, y con Viajar, que es de Ya.com. Fue una compensación porque nosotros, una empresa de Aínsa, y no una multinacional, estábamos entre los grandes".

CENTRAL DE RESERVAS:

www.centraldereservas.com

PIRINEOS: www.pirineos.com

* Este artículo apareció en la edición impresa del Jueves, 7 de abril de 2005