Selecciona Edición
Iniciar sesión
ATLETISMO | Campeonatos de Europa en pista cubierta Madrid 2005

Canal y Manolo Martínez dan buenas sensaciones

Buena jornada, en las series, para los atletas españoles.

- David Canal. Con una claridad de ideas sorprendente corrió David Canal, un atleta a quien el récord nacional ha transformado, su semifinal de 400 metros. Corrió como sabía que tenía que correr y lo hizo a la perfección. "Tendré que salir a todo meter, hacer el primer 200 a 21,50s para coger la cuerda en la calle libre y ahí quedarme", había explicado la víspera Canal, quien también estaba exuberante de forma en Viena 2002 y fue descalificado en semifinales. "Quien coge primero la cuerda tiene un 60% de la carrera ganada en pista cubierta; quien llega primero a la última curva tiene el 99% para él". Así fue. En la final el mayor peligro le llegará del irlandés Gillick.

- Manolo Martínez. El campeón de Europa en vigor y campeón del mundo en 2003 se sintió perfecto sobre la superficie del círculo de lanzamiento. Llegó, soltó un poco el brazo, calentó con una carrerilla, agarró la bola y la lanzó a 20,30 metros. Trabajo cumplido. En la final de hoy, le espera Joachim Olsen un danés con el que se encuentra en todas las grandes citas.

- Mayte Martínez. La primera buena noticia de la tarde le llegó a la mediofondista vallisoletana cinco minutos antes de correr su serie: la eslovena Ceplak, la terrible, la gran favorita, había corrido con piernas cansadas y no se había clasificado. La segunda buena nueva la proporcionó ella misma, corriendo con potencia y colocación y ganando. El 800 es, sin embargo, la prueba más dura: hoy toca la semifinal.

- Reina y Jurado. Más duro era lograr la clasificación para la siguiente fase del 800 masculino. Tocaba ganar si no se quería dejar el pase a la lotería de los tiempos. En su ronda, el jiennense Jurado se bregó desde el principio, corrió en cabeza, se vio superado, y aún tuvo arrestos para cambiar de nuevo y sumir en la duda al holandés Okken, uno de los favoritos. Reina, que corrió con el británico McIlroy, otro de los peligrosos, dominó con más suficiencia. Barrios fue eliminado.

* Este articulo apareció en la edición impresa del Sábado, 5 de marzo de 2005