ArchivoEdición impresa

Acceso a suscriptores »

Accede a EL PAÍS y todos sus suplementos en formato PDF enriquecido

lunes, 28 de febrero de 2005

Patxi López aprecia un "frente antisocialista" contra el cambio en Euskadi al que se han sumado los populares

Archivado en:

Los socialistas son ya, según todas las encuestas publicadas hasta la fecha, la segunda fuerza política vasca, en detrimento del PP. Con ese aval, el secretario general del PSE-EE, Patxi López, cree percibir "mucho nerviosismo" en el resto de las fuerzas que concurren a las autonómicas de abril. "Han pasado de ningunearnos a tomarnos como rivales de referencia", dijo ayer López ante el Comité Nacional, que aprobó por unanimidad sus listas.

López dibujó ayer a la coalición PNV-EA y a su candidato a lehendakari, Juan José Ibarretxe, embarcados en una estrategia plebiscitaria de su plan soberanista para "salvar los muebles de un partido que se ha quedado sin ideas y no tiene nada que aportar a este país". Pero advierte también en sus socios naturales para la alternancia, el PP, una desorientación total. "Da la impresión", intuye López, de que los partidos "se comportan como si se hubiera formado un frente antisocialista implícito contra el cambio político, incluido el PP, que sigue sin enterarse de nada".

Constitucionalismo "plural"

El PSE, que parte en una posición de fuerza en el lado constitucionalista en estos comicios, a diferencia de los de hace cuatro años, sostiene que los populares no entienden la "pluralidad del constitucionalismo" ni, en realidad, "entienden este país". De alguna manera, la censura al PP pretende un cambio en la campaña que lleva su candidata, María San Gil, centrada en que López le conteste ya si va pactar con ellos si los resultados del 17-A conceden una mayoría absoluta al constitucionalismo, y en sostener que el PSE volverá a repartirse el Ejecutivo vasco con el PNV tras los comicios.

Otra idea principal de la campaña socialista es una respuesta clara a la coalición nacionalista sobre su exigencia de negociar el plan Ibarretxe con el Gobierno central. López reiteró ayer ante el máximo órgano de su formación entre congresos que "no habrá acuerdo en Madrid si antes no hay acuerdo en Euskadi".

El candidato socialista a lehendakari, quien encabezará la lista por Vizcaya, vio con buenos ojos la contrapropuesta realizada por el colectivo ciudadano Aldaketa (Cambio) de incluir en su programa un "pacto de ideas" en favor del cambio político. Este colectivo ha rechazado la propuesta del PSE de ir en su listas, aunque a título personal figuran la ex ararteko (defensora del pueblo vasco) Mertxe Agúndez y el profesor universitario Antonio Rivera. Como independiente se presenta también el cabeza de lista por Álava, Emilio Guevara, expulsado del PNV por su crítica a la deriva soberanista del partido. La candidatura guipuzcoana está encabezada por Miguel Buen.

En su estrategia electoral, el PSE dice haber abierto las puertas del partido a la sociedad para "abrir" después las de Ajuria Enea. "Euskadi no es propiedad de nadie", subrayó López. Y anunció que pedirá el voto a todo el arco ideológico para el "Gobierno de cambio" como el que quiere presidir y acabar así con el "radicalismo" del actual.

Atención al cliente

Teléfono: 902 20 21 41

Nuestro horario de atención al cliente es de 9 a 14 los días laborables

Formulario de contacto »

Lo más visto en...

» Top 50

Webs de PRISA

cerrar ventana