ArchivoEdición impresa

Acceso a suscriptores »

Accede a EL PAÍS y todos sus suplementos en formato PDF enriquecido

jueves, 11 de noviembre de 2004

Holanda registra niveles inocuos de dioxina en los análisis de la carne de cerdo

El Ministerio de Agricultura holandés no quiere apresurar la reapertura de las explotaciones ganaderas afectadas por el hallazgo, la pasada semana, de dioxina en los piensos y mantiene clausuradas 197 fincas. Pero, de momento, ninguno de los análisis efectuado en las muestras de carne de cerdo procedente de las fincas selladas presenta concentraciones nocivas de esta sustancia cancerígena. Sin embargo, y a la espera de completar las pruebas, la venta de los animales sigue prohibida. Se ha ordenado la destrucción de la leche de las dos granjas donde fue descubierta la dioxina.

La contaminación se produjo porque las peladuras de patata ingeridas por el ganado habían estado en contacto con una arcilla adquirida en Alemania por varias fábricas holandesas de patatas fritas. Las patatas se sumergen en agua mezclada con dicha tierra. Las aptas para el consumo flotan y las otras se hunden. Una vez peladas, se aprovechan para toda clase de productos comestibles. Las mondas suelen venderse a las granjas como pienso. Según fuentes ministeriales, sólo las peladuras presentan dioxina, pero no purés o patatas fritas elaborados con patatas enteras bañadas en arcilla.

Atención al cliente

Teléfono: 902 20 21 41

Nuestro horario de atención al cliente es de 9 a 14 los días laborables

Formulario de contacto »

Lo más visto en...

» Top 50

Webs de PRISA

cerrar ventana