ArchivoEdición impresa

Acceso a suscriptores »

Accede a EL PAÍS y todos sus suplementos en formato PDF enriquecido

jueves, 4 de noviembre de 2004
COMUNIDADES

Los músicos se unen al Hackmeeting con un concierto libre

El auge de la filosofía copyleft y su ampliación a muchas esferas de la producción intelectual se hizo patente en la quinta edición del Hackmeeting, celebrado el pasado fin de semana en Sevilla. Unas 300 personas asistieron a las jornadas, inauguradas con un concierto de música libre.

Cuatro grupos amenizaron con su música copyleft la apertura de un encuentro que duró cuatro días, rebautizado como Hack'Andalus.

El copyleft, que permite que una obra pueda ser copiada, modificada, distribuida y publicada libremente, fue el denominador común de los actos, mezcla de talleres técnicos y charlas de profesores, entre las que destacaron Las mentiras más famosas sobre la pirateria, Sistemas criptográficos en la guerra civil española, De Windows a Linux en una hora y la presentación del libro Software libre para un mundo libre de Richard Stallman.

El abogado Javier Maestre defendió la legitimidad de las licencias copyleft frente al copyright, que "no existió hasta la aparición de la imprenta. La literatura oral era libre. Los Reyes Católicos aplicaron una férrea censura a la imprenta porque los herejes usaban los libros para hacer propaganda. Hoy vivimos una ola de represión para cargarse la Red y refundarla con los tintes monopolísticos que trajo la imprenta". Según Maestre, "el copyleft no es anarquía, es una evolución natural. Los derechos de autor nacieron porque lo que valía dinero en la copia era el ejemplar, pero hoy el valor de la copia es cero, también el de los canales de distribución. Los poderes que explotan la propiedad intelectual están atrincherados en una normativa que nació para y entre mercaderes, que ahora quieren introducir en el ámbito privado. El copyleft es el modelo más lógico de gestión en las actuales condiciones". El profesor Francisco Sierra, en Políticas tecnológicas y control global denunció que, desde los años 70, el poder militar aplica sus estrategias en las comunicaciones civiles. "El control abarca a todas las comunicaciones, no sólo a los grupos localizados". Sierra denunció: "La seguridad no se puede poner por encima de la libertad y la privacidad".

Un red inalámbrica permitió que los asistentes se conectasen a Internet y entre ellos, en un intercambio de conocimientos que se prolongaba en las concurridas charlas. Zara, Telefónica, el llamado "Gobierno en la sombra" responsable de que el FBI requisase dos servidores de Indymedia. y, por votación popular, la SGAE, recibieron los galardones Big Brother España. El premio positivo a la defensa de la privacidad fue para Kriptópolis y su campaña contra los chips RFID.

Atención al cliente

Teléfono: 902 20 21 41

Nuestro horario de atención al cliente es de 9 a 14 los días laborables

Formulario de contacto »

Lo más visto en...

» Top 50

Webs de PRISA

cerrar ventana