ArchivoEdición impresa

Acceso a suscriptores »

Accede a EL PAÍS y todos sus suplementos en formato PDF enriquecido

viernes, 10 de septiembre de 2004

Ceremonia de oro, diamantes y petróleo

BANDAR SERI BEGAWAN 10 SEP 2004

El príncipe heredero del sultanato petrolero de Brunei contrajo matrimonio ayer con una adolescente, respetando una tradición centenaria de esta dinastía del sureste asiático. Al Muhtadee Billah Bolkiah, de 30 años, se casó con Sarah Salleh, de 17 años, en la sala del trono del palacio real ante una asamblea de presidentes, primeros ministros y miembros de familias reales, principalmente del continente asiático. El príncipe, amante del billar, es el heredero de la corona del sultán Hassanal Bolkiah, uno de los hombres más ricos del mundo gracias a las ganancias petroleras del reino, situado en la isla de Borneo. Su esposa es la hija de un ciudadano de Brunei y una enfermera suiza, Suzanne Aeby. El sonido de los tambores y flautas tradicionales de los músicos de la corte real dio oficialmente paso al comienzo de la ceremonia. Ante 6.000 personas, Al Muhtadee fue escoltado por su padre, para recibir a su futura esposa mediante el Bersandig, un rito cargado de tradición islámica y cultura malasia celebrado en una de las 1.788 habitaciones del palacio Istana Nurul Iman. Portando una corona de oro y una daga, el heredero del sultanato se sentó junto a la novia, que se hizo esperar casi una hora. Al Muhtadee puso su mano sobre la tiara de diamantes de Sarah mientras recitaban alabanzas musulmanas. Sarah, con un vestido bordado azul y un velo del mismo color, llevaba un bouquet de oro macizo con diamantes. Tras los rezos, la pareja saludó a sus familiares y pidió la bendición del sultán. A continuación los recién casados llevaron a cabo, en automóvil, el recorrido protocolario de ocho kilómetros por las habitualmente desiertas calles de Bandar Seri Begawan. La ceremonia de ayer cerraba dos semanas de rituales y será seguida por un banquete gigantesco que se ofrecerá hoy a varios miles de huéspedes de la monarquía. Dignatarios de los países vecinos como Singapur, Filipinas y también del Medio Oriente estuvieron presentes, mientras que de Europa asistió el duque de Gloucester. El príncipe heredero de Japón, Naruhito, también viajó a Brunei, pero sin la compañía de su esposa Masako quien todavía sigue con depresión. El príncipe Al Muhtadee Billah será en su día el trigésimo sultán de Brunei en una línea de sucesión de más de 600 años. Brunei, cuyos orígenes hindúes datan en unos 1.500 años, estuvo bajo protectorado británico entre 1888 y 1984. El sultán, gobernante absoluto de 350.000 súbditos, es además de primer ministro y jefe de las Fuerzas Armadas, ministro de Defensa y Finanzas del pequeño país rico en petróleo.-

Un momento de la ceremonia de la boda real en el imponente palacio de Brunei. / EFE

Atención al cliente

Teléfono: 902 20 21 41

Nuestro horario de atención al cliente es de 9 a 14 los días laborables

Formulario de contacto »

Lo más visto en...

» Top 50

Webs de PRISA

cerrar ventana