ArchivoEdición impresa

Acceso a suscriptores »

Accede a EL PAÍS y todos sus suplementos en formato PDF enriquecido

jueves, 26 de agosto de 2004

El hijo de Margaret Thatcher, acusado de financiar un golpe en Guinea Ecuatorial

El empresario fue detenido en Suráfrica y liberado bajo una fianza de 250.000 euros

Johanesburgo 26 AGO 2004

Mark Thatcher, hijo de la ex primera ministra británica Margaret Thatcher, fue detenido ayer en Ciudad del Cabo por su supuesta participación en el intento de derrocar al dictador de Guinea Ecuatorial, Teodoro Obiang. El empresario fue arrestado en su residencia, en el lujoso barrio de Constantia, a las siete de la mañana, cuando se disponía a llevar a sus dos hijos al colegio. Horas después quedó en libertad bajo fianza con la condición de que pague la cantidad equivalente a 250.000 euros antes del 8 de septiembre, y se presente al juicio que comenzará el próximo noviembre.

La detención de Thatcher, de 51 años, ocurrió horas antes de la llegada a Suráfrica del secretario de Asuntos Exteriores británico, Jack Straw, para participar en unas conversaciones bilaterales con las autoridades surafricanas. Straw se negó a comentar el caso, pero un portavoz de la Embajada británica dijo que el hijo de la Dama de Hierro no recibirá un tratamiento especial. La ex primera ministra británica, de vacaciones en Estados Unidos, no quiso hacer comentarios.

Thatcher vive en Suráfrica desde 1995 con su esposa, la heredera tejana Diana Bergdof. En 1998, fue involucrado en un escándalo relacionado con una empresa que concedía préstamos con alto interés a miembros del Ejército y del Gobierno y su madre intervino en su favor. Desde entonces ha mantenido una vida discreta. Peter Hodes, abogado de Mark Thatcher, explicó que éste había sido detenido bajo sospecha de haber financiado un helicóptero que habría sido utilizado en el golpe. "Se declarará inocente", aseguró Hodes.

En cambio, el director de operaciones de la brigada especial contra el crimen de la policía surafricana, Los Escorpiones, Sipho Ngwema, anunció que existen "evidencias creíbles" de que Mark Thatcher financió el intento de golpe de Estado. Los Escorpiones dependen de la fiscalía nacional y operan de manera similar al FBI en Estados Unidos.

Makhosini Nkosi, portavoz de la Fiscalía, manifestó que a Thatcher se le investiga por la posible violación de la Ley de Asistencia Militar al Extranjero. El ministro de Seguridad surafricano anunció que el Gobierno revisará la ley, dictada en 1998, ante los nuevos incidentes.

El presidente de Guinea Ecuatorial, Teodoro Obiang, acusó a Mark Thatcher de estar involucrado en un intento de golpe orquestado en su contra por una serie de gobiernos y empresas extranjeras para llevar al poder al líder de la oposición, Severo Moto, quien vive en el exilio en España. La ex colonia española es el tercer exportador de petróleo de África, lo que podría explicar por qué algunos extranjeros podrían estar interesados en participar en un golpe contra el actual líder de ese país.

Amenazas

Varios diarios ingleses habían informado de que Thatcher, además de otras personas vinculadas a Simon Mann -de 51 años, ex miembro de las Fuerzas Especiales (SAS) británicas y fundador de la ex empresa surafricana de mercenarios Executive Outcomes, que fue involucrada en actividades en Sierra Leona, Angola, Congo, entre otros países africanos-, habían recibido amenazas en las últimas semanas.

El intento de golpe habría sido descubierto el pasado 6 de marzo, cuando en Harare (Zimbabue) se detuvo a un avión que trasladaba a un grupo de 64 supuestos mercenarios. El grupo mantuvo que iba rumbo a la República Democrática del Congo, donde estaban a cargo de la seguridad de una mina. Pero en el aeropuerto los esperaba Mann. Días después, otros 15 hombres fueron detenidos en Guinea Ecuatorial, acusados de ser la vanguardia del grupo que intentaría derrocar a Obiang, quien a su vez llegó al poder gracias a otro golpe militar en 1979 contra su tío, a quién mandó ejecutar.

Obiang presentó una denuncia en Reino Unido contra Mann, Moto, el empresario inglés Greg Wales y Eli Calil, un magnate del petróleo, de conspirar para matar o secuestrar al presidente.

La trama se complicó cuando Nick du Toit, el líder del grupo de surafricanos y armenios detenidos en Guinea Ecuatorial y uno de los principales hombres de confianza de Mann, confirmó el martes pasado, en el juicio iniciado contra los mercenarios en Malabo, que él fue contratado para ayudar en la logística del golpe.

Du Toit confirmó que se reunió con Greg Wales en Suráfrica, junto con David Hart, un ex consejero de Margaret Thatcher. También dijo haber hablado de negocios con Mark Thatcher, quien estaba interesado en comprar dos helicópteros. "No me acuerdo la fecha precisa pero el señor Thatcher quería comprar unos helicópteros que yo tenía. Yo tenía helicópteros disponibles en Zambia. Hablamos sobre la posibilidad de hacer un negocio", dijo Du Toit, negando haber hablado de cualquier otro tema. Thatcher necesitaría los helicópteros Mi-8 para una empresa petrolera que tiene en Sudán.

Mark Thatcher, de traje, sonríe al entrar en el coche tras ser detenido por la policía surafricana en Ciudad del Cabo. / REUTERS

Atención al cliente

Teléfono: 902 20 21 41

Nuestro horario de atención al cliente es de 9 a 14 los días laborables

Formulario de contacto »

Lo más visto en...

» Top 50

Webs de PRISA

cerrar ventana