ArchivoEdición impresa

Acceso a suscriptores »

Accede a EL PAÍS y todos sus suplementos en formato PDF enriquecido

viernes, 23 de julio de 2004

Una larga persecución policial acaba con 20 heridos en Barcelona

Dos jóvenes, en un coche robado, chocan a 150 por hora con un autobús en la calle de Balmes

Una persecución policial de más de 15 kilómetros acabó en la madrugada de ayer en pleno centro de Barcelona cuando el vehículo de los fugitivos, que circulaban a 150 kilómetros por hora, colisionó con un autobús de pasajeros. El fuerte impacto hizo que el autobús volcara y resultaran heridas 20 personas. El conductor del autobús y los dos prófugos fueron los que sufrieron las heridas de más gravedad, aunque ayer por la tarde sólo permanecían hospitalizados los delincuentes.

La persecución empezó sobre las cuatro de la madrugada en el municipio de Rubí. Dos agentes de la policía local se percataron de que Jordi C. Y., de 19 años, y Óscar Jesús S. F., de 22, intentaban forzar la puerta de seguridad de un comercio con una palanca.

Al advertir la presencia policial, los dos presuntos delincuentes huyeron en un BMW que habían robado horas antes en Terrassa. Los agentes intentaron cortarles el paso, pero los prófugos se abalanzaron contra el coche policial, que en el último momento logró esquivar la embestida.

Comenzó entonces la espectacular persecución en dirección a Barcelona. Los fugados se dirigieron hacia los túneles de Vallvidrera, donde se saltaron el peaje, llevándose a su paso las vallas de seguridad, a unos 150 kilómetros por hora. Después redujeron la velocidad e incluso en la entrada de Barcelona respetaron los semáforos en rojo. A la altura de la calle de Madrazo, una patrulla de la Guardia Urbana que realizaba un control de alcoholemia intentó parar el coche, pero no sólo no lo logró, sino que uno de los agentes estuvo a punto de ser arrollado.

Los fugados volvieron a pisar fuerte el acelerador, hasta que en el cruce entre la Ronda de la Universitat y la calle de Balmes se estrellaron contra el lateral de un autobús, que volcó por el lado del conductor y se empotró en un restaurante. Fue allí donde finalmente les detuvieron dos patrullas del Cuerpo Nacional de Policía.

El autobús llevaba 17 turistas, la mayoría de los cuales pudieron abandonar el vehículo por su propio pie, con cortes y contusiones. El conductor, sin embargo, quedó atrapado en el interior y fue rescatado por los bomberos y trasladado al hospital Clínico, donde fue dado de alta horas después. Los dos jóvenes quedaron atrapados entre el amasijo de hierros del coche; los bomberos tardaron más de una hora en rescatarlos. Los dos fugados, a los que se les imputan los delitos de hurto, lesiones y daños, tienen numerosos antecedentes por robo.

Imágenes del coche de los dos fugados tras la colisión en la confluencia de la calle de Balmes y la Ronda de la Universitat. / IMÁGENES CEDIDAS POR TVC

Atención al cliente

Teléfono: 902 20 21 41

Nuestro horario de atención al cliente es de 9 a 14 los días laborables

Formulario de contacto »

Lo más visto en...

» Top 50

Webs de PRISA

cerrar ventana