Selecciona Edición
Entra en EL PAÍS
Conéctate ¿No estás registrado? Crea tu cuenta Suscríbete
Selecciona Edición
Tamaño letra
Crítica:

Teoría y amabilidad

Una manera de comprender mejor la narrativa hispánica del último siglo es la que ofrece José María Pozuelo Yvancos. El profesor y crítico presenta unos artículos a través de los cuales contribuye a crear buenos lectores desde la edificación estética, política y moral.

La consolidación institucional-universitaria de la teoría literaria en España -entorpecida durante decenios por la inercia, la grandeza y las miserias del historicismo- es responsable de dos derivas de signo completamente opuesto. Por un lado, la que representan quienes, amparados por un discurso de supuesta cientificidad indiscutible, se arrogan una autoridad sobre los textos literarios que cae en extremos y arbitrariedades mayores, quizá, que aquellos en que había caído la tan denostada aplicación del método positivo en el estudio de los hechos literarios; por el otro, la que ostentan los que, más perplejos que legitimados ante el avance de la panoplia de métodos de análisis de la literatura, se asoman a ella con una pulcritud y una honradez desprovista de todo apriorismo, y sacan, gracias a esta actitud amable, los mejores frutos de los hechos literarios para ponerlos a disposición de los lectores: primera justificación, o así debería suponerse, de toda crítica literaria. Siendo el caso que España, en términos generales, no ha conocido más que excepcionalmente una aproximación a lo literario basada en una lectura atenta de los textos y se ha prodigado, por el contrario, en lecturas con excesivos dogmatismos y prejuicios, resulta sorprendente que aparezca en el mercado, firmado por un profesor de teoría literaria, un libro de ensayos de literatura como el que nos ocupa, Ventanas de la ficción. Narrativa hispánica, siglos XX y XXI, de José María Pozuelo Yvancos. Lo natural, lo que se desprende lógicamente de una tradición en la que el historicismo prima sobre la estilística -por muy altos que fueran en su momento los méritos de Dámaso y Amado Alonso, por ejemplo, o la recepción española de Vossler, Spitzer o Auerbach- es que los estudios literarios generados por el orbe universitario consistan en una acumulación de citas doctas, exhibición de saberes impertinentes, observaciones que creen ser históricas cuando son, de hecho, intempestivas, y, en general, análisis sesudos que nunca llegarán al gran público, para su salvación sin duda.

VENTANAS DE LA FICCIÓN. NARRATIVA HISPÁNICA, SIGLOS XX Y XXI

José María Pozuelo Yvancos

Península. Barcelona, 2004

320 páginas. 20 euros

Se acusa en nuestras latitudes sabias una ominosa ausencia de crítica con gusto, conocimientos de literatura general, ideas no absolutas de lo estético y amor por aquel discurso edificante de la ciudadanía que tanto Erasmo como nuestro Vives apreciaron en sus escritos acerca del arte de glosar lo literario; algo que se percibe claramente cuando se estudian los anales de la crítica literaria francesa y, más todavía, inglesa o norteamericana del siglo XX: ni Edmund Wilson, ni Mary McCarthy ni Lionel Trilling se propusieron jamás otra cosa, con sus aportaciones críticas, que echar luz encima de textos que un lector común no acabaría de entender sin esta ayuda, situar en un contexto cultural cualquier pieza del entramado literario y contribuir, en la medida de lo posible, a la edificación estética, política y moral de los lectores.

Éste es el propósito que subyace

en el libro entero del profesor Pozuelo Yvancos: no se trata ahí -señal de madurez intelectual- de mostrar a la opinión pública el archivo de conocimientos en el terreno de la teoría literaria pura y dura que el autor, sin duda, posee (como demuestra en el artículo dedicado a las coincidencias teóricas entre Bajtin y Ortega y Gasset), sino de articularlos con una historia de la vida cultural de España en el siglo XX y sus epígonos, y ofrecer a los lectores las pautas necesarias para una comprensión más luminosa de un siglo entero de narrativa hispánica. Tampoco es este libro una mera acumulación de artículos ocasionales, de aquellos que envilecen el panorama bibliográfico de la crítica literaria española; pues un hilo conductor guía al lector, del primero al último de los capítulos, en torno a una hipótesis muy sabiamente hilvanada: la narrativa hispánica del siglo XX y los albores del XXI se mueve entre las categorías de la modernidad y de la posmodernidad; la primera señala las pautas de una ilusión por el progreso (incluidos los progresos en el registro de las formas), la segunda mueve a una defección, cansancio o desconfianza que conocemos bien en los autores más recientes, de aquí, allá y acullá. No sólo le interesa a Pozuelo la "glosa de la tradición" de que es exponente la narrativa de un Manuel Talens, sino también otros dos "gestos" de la posmodernidad literaria, que analiza a través de la obra, entre otros, de Mateo Díez, Cela, Jiménez Lozano, Vila-Matas o Cercas: uno de ellos es el retorno a una cierta "ingenuidad épica" (la cita implícita es de Adorno, y los postulantes van del autor de Mazurca para dos muertos al de Soldados de Salamina), el otro es la afición mesurada e inteligente a la metaficción que exhibe, por ejemplo, la obra de Enrique Vila-Matas.

Engarce con los atisbos de crítica muy fina que dio nuestra hispanística; análisis astuto de las estrategias narrativas de algunos de nuestros narradores contemporáneos; dádiva muy generosa, ofrecimiento amable, a los lectores en busca de ilustración y de criterio: esto es el nuevo libro de Pozuelo Yvancos, y va con todo ello, por añadidura, el saber de un gran teórico y la inteligencia y la civilidad de un verdadero maestro de la crítica.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Sábado, 24 de abril de 2004

Más información

  • José María Pozuelo Yvancos