Selecciona Edición
Entra en EL PAÍS
Conéctate ¿No estás registrado? Crea tu cuenta Suscríbete
Fotonoticia:

La ballena de la legión

La Delegación de Cultura en Almería, en colaboración con la base militar Álvarez de Sotomayor, ha dado a conocer públicamente, por vez primera, los restos de un cetáceo fósil descubierto en 1984 en el monte Palmo de Salas, dentro del campamento militar. Se trata de un esqueleto de ballena de 4'5 millones de años de antigüedad. En esa época, el mar inundaba lo que hoy es la base militar. El cetáceo, de la clase misticeto y del género balaenoptera, medía unos ocho metros de largo. "El cadáver cayó boca abajo. No hubo un desplazamiento por corriente pero sí carroñeo, ya que se han encontrado tres dientes de tiburón de tres especies diferentes y también de otros peces. No fue un varamiento", explicó el paleontólogo Fernando Muñiz. "Aquí hay investigación para muchísimos años. Desde el punto de vista paleontológico, Almería es una joya", añadió Muñiz.

* Este articulo apareció en la edición impresa del Viernes, 23 de abril de 2004