ArchivoEdición impresa

Acceso a suscriptores »

Accede a EL PAÍS y todos sus suplementos en formato PDF enriquecido

jueves, 15 de abril de 2004

Penélope Cruz logra en Roma el premio David de Donatello a la mejor actriz

Penélope Cruz logró anoche en Roma el premio David de Donatello a la mejor actriz. Su interpretación en la película No te muevas, en italiano y en la piel de una desafortunada chica que vive en un suburbio de Roma, se impuso en los premios más importantes del cine italiano. Su compañero de reparto y director de No te muevas, Sergio Castellito, también obtuvo el galardón al mejor actor. La película ganadora de la noche fue La meglio gioventù (La mejor juventud), de Marco Tullio Giordana, y el mejor filme extranjero, Las invasiones bárbaras, de Denys Arcand.

Al recoger su premio, una emocionada Penélope Cruz dijo: "Esta película es un homenaje a la vida". Ya ante los periodistas añadió: "Ver el mundo con los ojos de este personaje me ha hecho mejor persona".

Penélope Cruz arrebató el Donatello (equivalente a los Goya españoles) a cuatro actrices italianas: Michela Cescono, candidata por su trabajo en Primo amore, Licia Maglietta, por Agata e la tempesta,Violante Placido, por Che ne sarà di noi y Maya Sansa, por Buongiorno, notte. Acompañada de su madre y con un luminoso vestido rojo, la actriz lograba anoche conquistar definitivamente al público italiano, que, desde el estreno de No te muevas, parece rendido ante ella.

No te muevas fue un fenómeno editorial de 2002. El actor y cineasta Sergio Castellito (que anoche también logró el Donatello al mejor actor) decidió llevarlo al cine. Dirigirlo e interpretarlo. Para ello se decantó por una actriz que -a pesar de que da vida a una chica que se llama Italia- no es italiana. Un personaje extraño y pasional que la autora de la novela, Margaret Mazzantini, define como "una rana que se convierte en ángel". Según la crítica que publicó el diario La Repubblica, el trabajo de la actriz española es "inspirado, digno de todos los elogios, sencillamente excelente". Anoche esos elogios se materizalizaron en un premio que coloca a Penélope Cruz, que ahora rueda en España y el norte de África el filme estadounidense Sáhara, en uno de sus mejores momentos.

La retransmisión de la gala de los Donatello se interrumpió por el anuncio del asesinato de uno de los cuatro italianos secuestrados en Irak y se vio marcada en todo momento por el conflicto bélico, al que muchos premiados (incluida la actriz española) hicieron una crítica alusión.

El jurado de los galardones, instituido en 1955, también premió al cineasta Steven Spielberg por su labor al frente de su Fundación para el recuerdo visual del holocausto. Spielberg, que se llevó el premio especial de la noche, también recibió la medalla de Caballero de la Gran Cruz de la República de manos del presidente italiano, Carlo Azeglio Ciampi. El director de Tiburón, informa Efe, señaló que es preciso que los países que cuentan con militares en Irak les presten apoyo y den moral para que cumplan su misión. "Es importante que cada país apoye en estos momentos a sus soldados", dijo en una breve declaración a los periodistas. El cineasta expresó también su confianza en que "los políticos encuentren pronto una solución para la paz" en Irak. Ciampi entregó a Spielberg la insignia honorífica por "su extraordinario testimonio de la brutalidad de la historia", en alusión a la película La lista de Schindler (1993).

Penélope Cruz abraza a Steven Spielberg, anoche, tras recibir el premio a la mejor actriz. / ASSOCIATED PRESS

Atención al cliente

Teléfono: 902 20 21 41

Nuestro horario de atención al cliente es de 9 a 14 los días laborables

Formulario de contacto »

Lo más visto en...

» Top 50

Webs de PRISA

cerrar ventana