Selecciona Edición
Iniciar sesión

El Comité Ético francés rechaza el primer trasplante de rostro

El Comité Consultivo Nacional de Ética, en un dictamen no vinculante, rechazó ayer autorizar el primer trasplante de rostro. La negativa se fundamenta en que aún "faltan investigaciones más completas sobre los controles a seguir y se necesitan más elementos que permitan apreciar de manera precisa los riesgos que acompañan a ese tipo de trasplantes". En la actualidad, el riesgo de rechazo en el caso de un trasplante de mano se sitúa en torno al 10% el primer año. Para un trasplante de rostro, que comporta conexiones nerviosas y sanguíneas de una gran complejidad, el riesgo sería mucho más alto, sobre todo porque la solución de la amputación no es posible. "El fracaso supondría agravar la situación de la persona operada", dice el dictamen, que al mismo tiempo estima "ilusorio el consentimiento del paciente".

El consejo responde así a una petición presentada por el doctor Laurent Lentieri, del hospital de Creteil (este de París), a partir de la experiencia satisfactoria de trasplantes de manos efectuados desde 1998. En su opinión, el trasplante de rostro sería adecuado en Francia "para entre quince y veinte personas cada año" y negar la autorización equivale "a decirle a una mujer que tras una mastectomía no hay que hacer nada".

* Este articulo apareció en la edición impresa del Miércoles, 3 de marzo de 2004