ArchivoEdición impresa

Acceso a suscriptores »

Accede a EL PAÍS y todos sus suplementos en formato PDF enriquecido

domingo, 8 de febrero de 2004

6.000 personas protestan en Tavernes contra un proyecto de Iberdrola

Los manifestantes rechazan el paso de la línea de alta tensión por La Valldigna

Tavernes de la Valldigna 8 FEB 2004

Unas 6.000 personas (8.000 según la organización) volvieron ayer a salir a las calles de Tavernes para manifestar su rechazo al paso de la línea de alta tensión por La Valldigna, y exigir a la Generalitat que paralice el proyecto. La protesta fue convocada a raíz del acuerdo que el pasado mes de diciembre firmaron los alcaldes de los municipios afectados (Tavernes, Simat y Benifairó) con Iberdrola y la Consejería de Infraestructuras.

El convenio, que daba el visto bueno a la última propuesta de trazado que presentaba la compañía eléctrica, generó gran malestar entre la población y los grupos de la oposición de los ayuntamientos de La Valldigna que, desde que se inició el proyecto hace más de una década, se oponen a la línea y han acudido incluso a los tribunales para bloquear el trazado. El alcalde de Simat, el socialista Vicent Palomares, tuvo que echar marcha atrás y hace una semana anunció que renunciaba al documento. Su decisión de dar el visto bueno al proyecto fue recriminada por la población y había sido desautorizada por los grupos de la oposición (Bloc, PP y Arc Iris), que llegaron incluso a iniciar contactos para presentar una moción de censura y desalojarle de la alcaldía.

Palomares, en la protesta

Palomares se sumó ayer a la protesta, al igual que el nacionalista Jesús Ferrando, primer edil de Benifairó, uno de los municipios menos afectados por el trazado. Ferrando defiende que dio su beneplácito al proyecto, declarado de "interés público", porque "mejora las anteriores propuestas". Parte de los manifestantes, procedentes de toda La Valldigna y también de La Safor, dirigieron su protesta al alcalde de Tavernes, el popular Eugenio Pérez, y pidieron su dimisión. No a la traición, fue uno de los eslóganes coreados al final de la marcha, en clara alusión a los firmantes del acuerdo. La protesta finalizó frente al Ayuntamiento, donde un portavoz de la coordinadora leyó un manifiesto que arremetía contra la línea de alta tensión "como el mayor atentado al futuro de los habitantes de la Valldigna", y calificaba el acuerdo sobre el trazado de "un acto de premeditada irresponsabilidad". "No vamos a consentir una agresión a nuestras casas", advirtieron. La coordinadora instó a la Generalitat a que exija a Iberdrola "el uso de nuevas tecnologías más limpias y respetuosas", y que renuncie a las torres de alta tensión. A la manifestación se sumaron asociaciones cívicas, escolares, grupos ecologistas y representantes políticos de la Safor-Valldigna (PSPV, Bloc, Esquerra Verda y Arc Iris, entre otros), así como vecinos de Barxeta (Ribera Alta) también afectados por el trazado que discurrirá entre Villanueva de Castellón y Gandia. Entre los manifestantes también habían concejales del PP del municipio de Simat, que han mostrado su oposición a la línea.

Atención al cliente

Teléfono: 902 20 21 41

Nuestro horario de atención al cliente es de 9 a 14 los días laborables

Formulario de contacto »

Lo más visto en...

» Top 50

Webs de PRISA

cerrar ventana