Selecciona Edición
Entra en EL PAÍS
Conéctate ¿No estás registrado? Crea tu cuenta Suscríbete
Selecciona Edición
Tamaño letra

El salmantino José Luis Muñoz gana el Premio de Novela Corta de Córdoba

El autor salmantino afincado en San Cugat del Vallés (Barcelona), José Luis Muñoz, se ha proclamado ganador del cuarto Premio de Novela Corta que promueve la Diputación de Córdoba con la obra El inspector Rodríguez Pachón. De un total de 14 finalistas, el jurado del galardón, compuesto por Almudena Grandes, Javier Rioyo, Rafael Reig, Andrés Soria y Belén Gopegui, resaltó la originalidad y el uso del lenguaje de esta trama policíaca.

Almudena Grandes destacó ayer en Córdoba la "originalidad, los momentos de brillantez y lo bien escrita" que está esta novela, ambientada en La Habana (Cuba) y que protagoniza un inspector de policía.

En palabras de la autora de Las edades de Lulú, el inspector Rodríguez Pachón es un "personaje que se relaciona de forma singular con la difícil vida en la isla y realiza su trabajo con dosis de sarcasmo e ironía, a la vez que profesa un amor enorme por la ciudad de La Habana". Almudena Grandes destacó la "verosimilitud" literaria de la obra "como novela cubana", ya que, hasta su pronunciamiento, el jurado creyó que José Luis Muñoz era un autor cubano.

Aunque el jurado dejó claro que no se trata de un ensayo y que la obra no está marcada por tintes políticos, Javier Rioyo, precisó que la novela no acaba de tener una "mirada amable hacia el castrismo" en Cuba. Rioyo agregó que el autor relata las "trampas y la doble moral que impera en la isla".

José Luis Muñoz, al igual que Almudena Grandes, obtuvo en 1990 el Premio La Sonrisa Vertical por su novela Pubis de vello rojo y obtendrá 9.000 euros por el galardón. La obra ganadora, El inspector Rodríguez Pachón, de la que el jurado apuntó su "alto contenido erótico", será editada por la Diputación de Córdoba.

Pubis de vello rojo funde el género de la novela negra o de terror con la narración erótica. En el relato, Muñoz ahonda en la exploración de los ambientes marginales de una ciudad portuaria como Barcelona incorporando aspectos de la naturaleza perversa de los personajes y las pesadillas en las que viven sumergidos.

Manuel Vázquez Montalbán escribió sobre José Luis Muñoz en el prólogo de La lanzadora de cuchillos: "Estamos ante un autor inquieto, en progresión y en perpetua crisis de ubicación. A pesar de ser uno de los más dotados entre los jóvenes cultivadores de novela negra, no parece sentirse a gusto en el encasillamiento y busca renovarse a sí mismo (...). Es difícil precisar hasta qué punto la literatura erótica es un alivio psicológico para el autor o para los lectores, en un claro intento de evitar ir al psiquiatra".

El diputado de Cultura, Serafín Pedraza, explicó ayer que se estudia la colaboración con alguna editorial para impulsar la distribución de las obras premiadas.

* Este articulo apareció en la edición impresa del Sábado, 31 de enero de 2004