Selecciona Edición
Entra en EL PAÍS
Conéctate ¿No estás registrado? Crea tu cuenta Suscríbete
Selecciona Edición
Tamaño letra

Mueren ahogados 16 inmigrantes al volcar una patera

La embarcación se estrelló contra una roca en la costa de Fuerteventura

Dieciséis inmigrantes murieron ahogados ayer, de madrugada, y tres permanecen desaparecidos, tras caer al mar en una zona con apenas tres metros de profundidad y a escasos metros de la costa de Fuerteventura, donde planeaban fondear. La embarcación de madera, con 28 personas a bordo, fue arrojada por una ola contra unas rocas, que la agrietaron, y luego volcó cerca del acantilado del faro de la Entallada, donde se encuentra un radar del Sistema Integral de Vigilancia Exterior (SIVE), que no la detectó.

El naufragio se produjo poco después de las 5.30, cuando la patera, procedente de Marruecos, se encontraba a sólo cinco o seis metros de la costa, al final ya de un viaje que había durado unas 48 horas. El fuerte oleaje lanzó contra las rocas a la embarcación, que volcó con sus 28 pasajeros. Seis lograron alcanzar la orilla y huyeron. Fueron detenidos poco después en Tuineje, al sur de la isla, por la Guardia Civil. Su relato hizo saltar las alarmas sobre el naufragio.

El radar del SIVE, diseñado para detectar cualquier patera que se aproxime a la costa de Fuerteventura, falló en esta ocasión. "El mal estado de la mar y la altura de las olas creó un efecto pantalla que ocultó la patera a los radares, y eso impidió su detección", admitió el secretario de Estado para la Extranjería e Inmigración, Gonzalo Robles, quien se trasladó desde Málaga a la capital de Fuerteventura.

Junto a los restos de la nave fueron hallados en el agua los otros supervivientes, tres subsaharianos agarrados a un saliente rocoso. Estaban conmocionados y sufrían hipotermia. Los cuerpos de los 16 fallecidos fueron localizados horas después.

El año pasado murieron ahogados en aguas canarias 44 inmigrantes y se contabilizaron 48 desaparecidos. Quince de ellos perdieron la vida en Fuerteventura el 31 de julio, y al día siguiente fallecieron otros 10.

* Este articulo apareció en la edición impresa del Sábado, 17 de enero de 2004