ArchivoEdición impresa

Acceso a suscriptores »

Accede a EL PAÍS y todos sus suplementos en formato PDF enriquecido

martes, 6 de enero de 2004
ONCOLOGÍA | Cada año, a 15.000 españolas se les diagnostica un tumor y 6.000 mueren a causa de él

Sanidad promete garantizar la igualdad de oportunidades en el cáncer de mama

El jardín de la esperanza del cáncer de mama es cada vez mayor. Y así se escenificó recientemente en los jardines del Centro Nacional de Investigaciones Oncológicas (CNIO), con sede en Madrid: a un lado, un gran número de muñecas de color rosa, que representaban a las pacientes diagnosticadas vivas, y al otro, un reducido número de muñecas blancas, que simbolizaban el grupo de las fallecidas por el tumor mamario.

Porque el tumor maligno de mama sigue siendo el cáncer más frecuente en las mujeres, seguido muy de cerca ya por el de pulmón, pero también uno de los que más y mejor responden a los tratamientos disponibles. "A 15.000 españolas se les comunica cada año la dramática noticia de este diagnóstico y 6.000 mueren por este tipo de cáncer", recordó la ministra de Sanidad, Ana Pastor. Esto significa que cada 35 minutos se produce en España la detección de un tumor de mama y que cada hora y media ocurre un fallecimiento por esta causa.

En 1989, la tasa media de supervivencia era del 71%; a finales de los noventa, del 78%

Cada 35 minutos se diagnostica en España un nuevo caso de cáncer de mama

"Junto con los procesos cardiovasculares y neurológicos", dijo la ministra en el acto celebrado en el CNIO, organizado por la Federación Española de Cáncer de Mama (Fecma), "el cáncer debe ser uno de nuestros objetivos prioritarios en la investigación. Y apostamos por un estudio de la biología molecular del cáncer, como el que se desarrolla en el CNIO, para que éste llegue con la máxima celeridad a la práctica clínica. Pretendemos que el trabajo y el esfuerzo de los científicos den respuestas satisfactorias a los miedos y expectativas que tienen los pacientes, a la necesidad de tratamientos eficaces y menos agresivos y al deseo de tener una vida igual que antes del diagnóstico", añadió la ministra.

La gran presión social desatada en las últimas décadas del siglo XX ha hecho que en los países desarrollados el cáncer de mama sea uno de los más estudiados e, igualmente, uno de los que presentan mejor pronóstico, sobre todo si es detectado en las fases más precoces. Si entre 1985 y 1989 la tasa media de supervivencia se situaba en el 71%, a finales de la década de 1990 esa cifra ha ascendido al 78%, que es la actual.

La ministra explicó asimismo que el Ministerio de Sanidad y Consumo está elaborando el Plan Integral de Oncología, en el que colaboran todas las comunidades autónomas, para garantizar a todos los españoles las mismas oportunidades de prevención y detección precoz del cáncer y de acceso a los mejores tratamientos, sin que el lugar de residencia o el hospital de referencia sean factores que condicionen un mejor o peor pronóstico de la enfermedad. Éste es el compromiso que la ministra de Sanidad y Consumo, Ana Pastor, hizo llegar a las decenas de afectadas que asistieron al acto simbólico organizado por la Fecma.

María Granados, paciente y presidenta de la Fecma, subrayó la importancia de las palabras de la ministra al aludir a que ni el lugar de residencia ni el hospital pueden resultar discriminatorios para algunas mujeres a la hora de acceder a las mejores pruebas diagnósticas y a los tratamientos más avanzados.

"Somos conscientes", afirmó, "de que la investigación es el principal camino posible hacia la esperanza de todas las personas que nos enfrentamos con el cáncer, con el fin de favorecer un diagnóstico precoz, progresar en el desarrollo de nuevas estrategias terapéuticas y de fármacos más eficaces y menos tóxicos. Para ello es necesario también crear programas de trabajo comunes que permitan que todos los avances en este campo lleguen de forma inmediata y por igual a la asistencia oncológica española", recalcó María Granados.

Al referirse al "jardín de la esperanza" plantado en el CNIO, la presidenta de Fecma expresó su deseo de que en pocos años "todas las muñecas de este campo puedan ser de color rosa", lo que significará que ninguna mujer española muera por este tumor y todas las diagnosticadas sobrevivan con una buena calidad de vida.

Dos mujeres visitan una exposición de fotos de mujeres con los pechos amputados por cáncer de mama. / LUIS AZANZA

Atención al cliente

Teléfono: 902 20 21 41

Nuestro horario de atención al cliente es de 9 a 14 los días laborables

Formulario de contacto »

Lo más visto en...

» Top 50

Webs de PRISA

cerrar ventana