ArchivoEdición impresa

Acceso a suscriptores »

Accede a EL PAÍS y todos sus suplementos en formato PDF enriquecido

sábado, 20 de diciembre de 2003

El alcalde abona como 'imprevistos' 14 millones en obras de la era Manzano

La oposición acusa al PP de eludir su control

La comisión de gobierno del Ayuntamiento de Madrid aprobó el pasado jueves el pago de 14,6 millones de euros por el sistema de "reconocimiento extrajudicial de crédito", concebida para cubrir gastos imprevistos y de poca cuantía. Los pagos van en su mayoría a cuatro constructoras, que realizaron obras para el Ayuntamiento entre los años 1996 y 2002, cuando era alcalde José María Álvarez del Manzano. El PSOE e IU han denunciado que los gastos eran previsibles y que, al aprobarse sin pasar por el pleno, "se hurta a la oposición el control de las cuentas municipales".

La comisión de gobierno del Ayuntamiento dio el jueves su visto bueno a un total de 100 expedientes de reconocimientos extrajudiciales de crédito, que suponen el desembolso de 14,6 millones de euros. Hasta el pasado mes de julio, en que Alberto Ruiz-Gallardón accedió a la alcaldía, estos gastos extraordinarios debían ser aprobados por el pleno municipal. Sin embargo, el nuevo Ejecutivo municipal delegó esa función en la comisión de gobierno para, según fuentes del Ayuntamiento, "agilizar los trámites", ya que la comisión se reúne semanalmente y el pleno, una vez al mes.

De los expedientes aprobados, la mayoría corresponde a la Concejalía de Urbanismo, que abonará 57 contratos por un importe total de 13,37 millones de euros. Otros 42 expedientes son de la Concejalía de Coordinación Territorial y uno más para la Vicealcaldía.

Las cantidades más altas que tendrá que pagar la Concejalía de Urbanismo obedecen a obras en edificios públicos, con más de seis millones de euros, seguidos por demoliciones (2,94 millones) y reparaciones de atentados terroristas (2,40).

Cuatro empresas constructoras son las beneficiarias de todos los pagos de Urbanismo: Corsan-Coviam, Fomento de Construcciones y Contratas, Construcciones Ortiz y Coarsa.

Procedimiento inadecuado

La portavoz municipal del PSOE, Trinidad Jiménez, arremetió ayer contra la medida adoptada por el gobierno municipal de Alberto Ruiz-Gallardón. Jiménez expresó su "enorme preocupación por la forma de escapar del control de la oposición" que supone aprobar esos gastos.

El edil de Hacienda, Juan Bravo, atribuye la utilización de este procedimiento a dos razones: por un lado, a que no existía crédito en la partida presupuestaria cuando se hicieron algunos contratos; y por el otro, a que "el procedimiento que se siguió para hacer algunos contratos no fue el adecuado". Esto último quiere decir, según Bravo, que en ciertos casos los contratos han sufrido una ampliación o prórroga que no se había abonado todavía.

Los pagos de Urbanismo que ha aprobado el Ayuntamiento son en su mayoría correspondientes al año pasado (5,84 millones). Sin embargo, Jiménez llama la atención sobre la presencia de contratos de los años 2000 y 2001. No sólo eso, sino que también se encuentran abonos correspondientes a 1996 y 1997, si bien son una minoría, con un total de 510.000 euros entre los dos años. Bravo restó importancia al hecho de que, en puertas de 2004, se aprueben gastos de hace siete años. "Eso no pasa de ser anecdótico", manifestó.

Los reconocimientos extrajudiciales de crédito fueron concebidos como el dinero extra que el Ayuntamiento debe desembolsar sobre la marcha para hacer frente a gastos imprevistos que se van produciendo durante el año. Sin embargo, tanto el concejal Bravo como la representante socialista coincidieron en admitir que el carácter excepcional de este recurso "se ha incumplido más de lo deseable". Bravo reconoció que existe un abuso, pero argumentó que el Consistorio debía "subsanar cuentas pendientes" de anteriores legislaturas.

Trinidad Jiménez, por su parte, extrajo dos conclusiones: "Una, que esto es una demostración palpable de la pésima gestión de Manzano. Y dos, que Gallardón hurta al pleno su derecho a controlar las cuentas. El pasado 26 de septiembre hubo una modificación del presupuesto en 100 millones, pero ahora intenta colar 15 que ya entonces podía haber incluido".

La portavoz socialista apostó por una reforma urgente de este mecanismo y por encontrar una "nueva fórmula" con la que el Ayuntamiento afronte los gastos inesperados, pero sin echar mano de ella tan a menudo como se hace actualmente.

"Esta forma recurrente de actuar merma la capacidad de supervisión de las actividades del gobierno municipal", declaró Jiménez. "Se están reconociendo deudas de hace uno, dos o más años. ¿Cómo pueden aprobar su pago como si fuesen gastos imprevistos?", se preguntó.

Por su parte, Izquierda Unida hizo pública una nota en la que la portavoz del grupo municipal, Inés Sabanés, acusaba al Gobierno de Gallardón de utilizar un procedimiento de gestión "muy difícil de controlar por la oposición".

"Aprobar esta cantidad tan importante mediante el citado método, para temas totalmente previsibles, es una forma para eludir nuestro control. Pero, si no fuera así, la única explicación posible es que el descontrol en la gestión municipal es alarmante", señala el comunicado de Sabanés.

Concentración sindical

Por otro lado, las centrales sindicales con representación en el Ayuntamiento CC OO, UGT, CSI-CSIF, CPPM y UPM, celebrarán una concentración de los delegados de estos sindicatos a partir de las 11 del 22 de diciembre en la Plaza de la Villa, coinicidiendo con el Pleno Municipal que aprobará la Plantilla Municipal para el año 2004.

El motivo de la concentración es mostrar el desacuerdo con los métodos utilizados por el equipo de gobierno para la confección de dicha plantilla, ya que aseguran que se ha incumplido la legislación al no negociar con los representantes sindicales.

Atención al cliente

Teléfono: 902 20 21 41

Nuestro horario de atención al cliente es de 9 a 14 los días laborables

Formulario de contacto »

Lo más visto en...

» Top 50

Webs de PRISA

cerrar ventana