ArchivoEdición impresa

Acceso a suscriptores »

Accede a EL PAÍS y todos sus suplementos en formato PDF enriquecido

jueves, 18 de diciembre de 2003

Ripoll acepta más enmiendas de la oposición que De España en 8 años

La Diputación alicantina apueba sus cuentas sin votos contrarios

Por primera vez desde que el PP accedió al gobierno de la Diputación de Alicante, hace nueve años, la oposición se abstuvo y no votó en contra de las primeras cuentas elaboradas por Joaquín Ripoll. El voto de confianza de la oposición ha sido posible gracias a que el PP ha aceptado gran parte de las enmiendas presentadas por los socialistas y al "talante dialogante" del nuevo presidente.

El pleno de la Diputación de Alicante aprobó ayer los presupuestos de 2004, los primeros de la etapa presidida por Joaquín Ripoll y que se elevan a 180,5 millones de euros, el 6,5% más. Por primera vez en los últimos 8 años, el PSPV decidió abstenerse debido a que el PP admitió una parte de la enmiendas presentadas por los socialistas. "Se han admitido más enmiendas en este presupuesto que en los ocho anteriores con el último presidente", comentó el portavoz socialista, Antonio Amorós. Por su lado, el presidente de la Diputación calificó de "significativo e importante" que PP y la oposición consensuaran estas enmiendas para evitar el rechazo de algún grupo a las cuentas, y comentó que las modificaciones aceptadas son "pequeños reajustes" que no varían sustancialmente los "planteamientos" iniciales de su partido.

Acuerdos

Los acuerdos alcanzados entre populares y socialistas introducen unas partidas adicionales para la ayuda a los enfermos de Sida, una aportación a la Fundación de La Alcudia de Elche, una subvención para los centros UNED, actividades para el fomento del valenciano, ayuda para la prevención de la violencia de género y las drogodependencias y unas ayudas para campañas de empadronamiento de residentes europeos. En total, estas partidas comportan un aumento de unos 300.000 euros.

El portavoz socialista apreció un "cambio de talante" por parte del presidente Ripoll que "finiquita" la gestión anterior de Julio de España jalonada de "disparates y caprichos". Amorós agradeció la participación del PSPV en la configuración de los presupuestos con algunas enmiendas, aunque añadió que a los socialistas "nos hubiera gustado estar más presentes" en dichas cuentas, motivo por el cual se abstuvieron en la votación.

Para la oposición, la actitud de Joaquín Ripoll supone un "paso adelante" porque ha imprimido un "nuevo rumbo" frente a una etapa anterior marcada por el "folclore" de De España, y continuó que, por ello, los socialistas dan "el beneficio de la duda" al nuevo presidente.

Por su parte, la portavoz del Grupo Mixto -integrado por los socialistas renovadores de L'Alacantí y Vega Baja expedientados y expulsados del PSPV por apoyar una candidatura no oficial-, María Teresa Carbonell, justificó la abstención de los cinco diputados en el hecho de no haber participado en la elaboración de las cuentas.

María del Carmen Jiménez, del PP destacó la subida presupuestaria de algunas áreas como Bienestar Social (74%) y Atención a Residentes Europeos (40,6).

Atención al cliente

Teléfono: 902 20 21 41

Nuestro horario de atención al cliente es de 9 a 14 los días laborables

Formulario de contacto »

Lo más visto en...

» Top 50

Webs de PRISA

cerrar ventana