ArchivoEdición impresa

Acceso a suscriptores »

Accede a EL PAÍS y todos sus suplementos en formato PDF enriquecido

miércoles, 17 de diciembre de 2003
OPINIÓN DEL LECTOR

Tristeza

Llevo una temporada observando a la población española, a los ciudadanos que diariamente me rodean, y encuentro una nueva sociedad triste. Ayer en misa de ocho en Majadahonda, ciudad moderna, joven, limpia (relativamente debido al mal funcionamiento del sistema de reciclado de basura, que implantó nuestro querido ex alcalde Ricardo Romero de Tejada), encontré a las personas que asistían a esta misa tristes, serias, como si nos fuera a pasar algo y lo estuviéramos presintiendo. Cuando voy todas las mañanas en el autobús y en el metro hacia Madrid, y a la vuelta de mi trabajo, también veo a personas tristes, hablan poco entre ellos, muy serios, nadie sonríe y la amabilidad es poca, sobre todo es llamativa la indiferencia hacia los demás. Yo creo que los españoles estamos tristes, muy tristes por la guerra de Irak, por ver a esos niños y personas jóvenes de nuestra edad con capuchones blancos que les cubren la cara, con cintas de plástico atándoles las manos y temblando; por nuestros militares que fallecen como chinches ya sea en accidente aéreo o porque los matan los contrarios.

Tampoco nos ha gustado tener que ir a votar dos veces por los escándalos de la Asamblea de Madrid y tampoco nos gusta ver que lo que nos han prometido los políticos que hemos votado no se cumple ni se cumplirá. ¿Que me dice del plan Ibarretxe? Todos tenemos miedo de lo que es posible que ocurra con las Vascongadas.

Los madrileños necesitamos mejores servicios, de transporte, de seguridad ciudadana (en nuestra joven y moderna ciudad brilla por su ausencia), mejor economía, mejor precio de la vivienda, en la sanidad pública, mejora del sistema de trabajo y mejores contratos laborales... entre otras muchas cosas, y vemos que no mejora nada de esto, simplemente hemos aprendido a conformarnos y protestar en cada momento con nuestra débil voz. Señor director, los españoles estamos tristes.

Atención al cliente

Teléfono: 902 20 21 41

Nuestro horario de atención al cliente es de 9 a 14 los días laborables

Formulario de contacto »

Lo más visto en...

» Top 50

Webs de PRISA

cerrar ventana