ArchivoEdición impresa

Acceso a suscriptores »

Accede a EL PAÍS y todos sus suplementos en formato PDF enriquecido

jueves, 27 de noviembre de 2003

Un juez británico considera ilegal la situación de Guantánamo

El capellán musulmán, acusado de adulterio y pornografía

Uno de los principales magistrados británicos calificó ayer de "totalmente ilegal" la forma en que Estados Unidos mantiene detenidos a cientos de sospechosos en la base naval de Guantánamo en Cuba. Justice Steyn, miembro de la Cámara de los Lores, dijo en una cadena de televisión que, de manera deliberada, los sospechosos estaban siendo retenidos fuera del marco del Estado de derecho.

"Esto no es exactamente tortura, pero está a un paso de serlo", dijo lord Steyn, según informa BBC. El caso del capellán musulmán detenido por espionaje sobre la base de Guantánamo, mientras tanto, ha dado un giro extraño: el Pentágono le puso ayer en libertad al tiempo que formuló nuevos cargos en su contra de adulterio y pornografía. El capellán James Yee estaba incomunicado en un penal militar desde septiembre por obtener ilegalmente información clasificada sobre los más de 650 presuntos terroristas detenidos en Guantánamo. De ser declarado culpable de todas las acusaciones, seis en total, Yee sería condenado a un máximo de 14 años de cárcel, explica el capitán Tom Crossom, del Comando Sur del Pentágono en Miami. Yee, de origen chino convertido al islam, será juzgado en una corte marcial en los próximos dos meses, pero mientras tanto se ha reincorporado a sus labores como capellán en la base de Fort Benning, Estado de Georgia, aunque le han prohibido mantener contacto con personal de Guantánamo.

Según su abogado, Eugene Fidell, los nuevos cargos demuestran que el Pentágono "ha iniciado una persecución" de su cliente por falta de pruebas sobre los alegatos de espionaje. Los fiscales le acusan ahora de haber mantenido una o más relaciones extramatrimoniales -prohibidas por el código castrense-, de almacenar pornografía en el ordenador con el que trabajaba en Guantánamo, de desobedecer órdenes superiores y de mentir.

Los cargos de adulterio y pornografía conllevan tres años de cárcel. Yee, de 35 años, casado y con dos hijos, sostuvo supuestamente una relación con una miembro de las Fuerzas Armadas entre julio y septiembre pasados. El 10 de septiembre, cuando regresaba de vacaciones desde Guantánamo a EE UU, fue arrestado con documentos confidenciales, que incluían diagramas de las celdas del penal, mapas de las distintas dependencias de la base e información sobre los interrogatorios de los detenidos. El capellán es uno de los tres acusados en la investigación sobre espionaje en la base militar. Los otros dos son traductores, uno militar y otro civil, y permanecen detenidos.

Atención al cliente

Teléfono: 902 20 21 41

Nuestro horario de atención al cliente es de 9 a 14 los días laborables

Formulario de contacto »

Lo más visto en...

» Top 50

Webs de PRISA

cerrar ventana