ArchivoEdición impresa

Acceso a suscriptores »

Accede a EL PAÍS y todos sus suplementos en formato PDF enriquecido

sábado, 8 de noviembre de 2003

El Defensor del Pueblo considera "desafortunado" que Tey editara 'Todas putas'

El Defensor del Pueblo, Enrique Múgica, considera "desafortunada" la relación de la directora general del Instituto de la Mujer, Míriam Tey, con la editorial que publicó el libro de ficción Todas putas, tildado de apología de la violación por las feministas. Múgica añade que con esa vinculación "se ha podido dañar la imagen pública" del organismo, destinado a luchar por la igualdad de oportunidades entre mujeres y hombres. "Agradezco mucho las palabras del Defensor del Pueblo y tomo nota de sus observaciones. Estoy muy reconocida de su interés por este tema", respondió ayer Tey en Segovia, informa Aurelio Martín.

El pronunciamiento del Defensor responde a la queja de la Red de Organizaciones Feministas y 26 asociaciones de mujeres, cuya portavoz, María Durán, aseguró ayer que están "muy satisfechas" por la postura de Múgica, a quien acudieron después de que en mayose supiera que la editorial de Tey (El Cobre) había publicado Todas putas. Consideraban que eso la inhabilitaba para el cargo.

El ministro de Trabajo y Asuntos Sociales, Eduardo Zaplana, defendió a Tey, rechazó cesarla y calificó la polémica de "demagógica".

Herir la sensibilidad

Múgica se manifiesta tras haber recibido el informe de la propia Tey sobre la publicación del volumen. Respecto a su relación con El Cobre, el Defensor del Pueblo señala que ella es "fundadora, accionista y directora en el momento en que se publicó el libro Todas putas. Múgica recuerda que no puede pronunciarse sobre las actividades privadas de los ciudadanos, pero considera que en este caso "concurren una serie de circunstancias que no pueden pasar inadvertidas para una institución cuyo principal cometido es la defensa de los derechos fundamentales". Considera "lógico" que el texto "haya herido la sensibilidad de muchas personas".

"Las responsabilidades políticas que conlleva el ser directora general del Instituto de la Mujer implican que la persona que ocupa tal cargo, tanto en sus actividades privadas como en las públicas, se distancie de cualquier proyecto o de aquellas situaciones que puedan dar lugar a interpretaciones equívocas o que pongan en duda la defensa de los derechos de las mujeres, fin esencial del Instituto de la Mujer".

Advierte a Tey: "Puede dedicarse a las actividades que estime oportuno dentro del mundo editorial, si bien en tal actividad privada deberá tener en cuenta su responsabilidad política como directora general del Instituto de la Mujer".

Para Durán, portavoz de la Red de Organizaciones Feministas, tras la respuesta del Defensor del Pueblo "Tey debería presentar su dimisión o el Gobierno tendría que destituirla". La secretaria de Igualdad del PSOE, Micaela Navarro, valoró la postura de Múgica, y resaltó la necesidad de que Tey cese en su cargo.

Atención al cliente

Teléfono: 902 20 21 41

Nuestro horario de atención al cliente es de 9 a 14 los días laborables

Formulario de contacto »

Lo más visto en...

» Top 50

Webs de PRISA

cerrar ventana