ArchivoEdición impresa

Acceso a suscriptores »

Accede a EL PAÍS y todos sus suplementos en formato PDF enriquecido

martes, 4 de noviembre de 2003

En busca de la suspensión cautelar de la sanción

Daniel Plaza y Dana Cervantes son dos atletas que, como Carlos Gurpegui, fueron sancionados por el Comité Español de Disciplina Deportiva (CEDD) con dos años de suspensión por consumo, como el jugador del Athletic, del anabolizante esteroide nandrolona. También, como Gurpegui, recurrieron su sanción a la justicia ordinaria, a dos tribunales diferentes, que decidieron, como primera medida, la suspensión cautelar de la sanción, por lo que, si las coincidencias siguieran produciéndose, podría suponerse que Gurpegui podría beneficiarse prontamente de una cautelar y seguir jugando al fútbol con el Athletic. O quizás no: el caso Gurpegui no parte de las mismas bases que los asuntos de Plaza y Cervantes.

Plaza, campeón olímpico de marcha en Barcelona 92, resultó positivo en un control fuera de competición efectuado poco antes de los Juegos de Atlanta 96. Por diferentes razones, la federación española decidió no sancionarlo, pero en octubre de 1997, el CEDD, a instancias de la Comisión Nacional Antidopaje (CNA), lo suspendió dos años. El Tribunal Superior de Justicia de Madrid, al que recurrió, tras concederle la cautelar en enero de 1998, lo absolvió definitivamente cuatro años más tarde.

Similarmente, a Dana Cervantes, que resultó positiva por nandrolona tras batir en el Europeo de Budapest, en 1998, el récord nacional de pértiga, no recibió sanción de la española, pero sí del CEDD. Tan tarde como junio de 2000, dos años después de su positivo, la Audiencia Nacional le concedió la suspensión cautelar, antes de sobreseer su causa.

Sin discrepancias

Pero a diferencia de estos dos casos, en el caso de Gurpegui no ha habido discrepancias entre los órganos sancionadores por los que ha pasado: tanto los comités de Competición como de Apelación de la Federación Española de Fútbol como el CEDD han coincidido en su sentencia. Esta unanimidad rebaja la posibilidad de que el tribunal ordinario al que recurra el futbolista le aplique la suspensión cautelar que le permitiría seguir jugando al fútbol mientras su caso cumple los largos plazos de los tribunales.

Pese a que desde el Athletic se considera desproporcionada la sanción de dos años -y, de hecho, es el primer futbolista con una suspensión de tal calibre-, otros tres deportistas españoles, el esquiador Johann Muehlegg y los atletas Alberto García y Rafael Iglesias, están en estos momentos cumpliendo una sanción de dos años por dopaje. Además, tres ciclistas que dieron positivo por EPO, Javier Pascual Llorente, Aitor Kintana y Fran Pérez, cumplen una suspensión de 18 meses.

Atención al cliente

Teléfono: 902 20 21 41

Nuestro horario de atención al cliente es de 9 a 14 los días laborables

Formulario de contacto »

Lo más visto en...

» Top 50

Webs de PRISA

cerrar ventana