ArchivoEdición impresa

Acceso a suscriptores »

Accede a EL PAÍS y todos sus suplementos en formato PDF enriquecido

jueves, 2 de octubre de 2003

Fraga se somete a una operación para implantarle un marcapasos

El presidente gallego fue intervenido por sorpresa durante 40 minutos

Santiago de Compostela 2 OCT 2003

El presidente de la Xunta de Galicia, Manuel Fraga, fue sometido ayer por sorpresa a una intervención quirúrgica para implantarle un marcapasos, después de que su cardiólogo le descubriese un "trastorno eléctrico" del corazón. Fraga, que cumplirá 81 años el próximo noviembre, permaneció 40 minutos en un quirófano del hospital público Juan Canalejo de A Coruña para una operación que sólo requirió de anestesia local.

El presidente gallego pasó la noche en una habitación de planta, sometido a vigilancia médica, y si no surgen complicaciones se espera que pueda abandonar la residencia sanitaria en pocas horas, ya que su estado, según los médicos, no es grave.

Fraga vivió ayer una mañana normal de trabajo en su despacho oficial, donde atendió cuestiones internas de su Gobierno y mantuvo las dos audiencias que figuraban en su programa. Después del mediodía, acudió a A Coruña a la cita que tenía prevista para el chequeo periódico al que lo somete el jefe del servicio de cardiología del hospital Juan Canalejo, Alfonso Castro Beiras, a quien, según fuentes de la Xunta, confesó que en los últimos días se había sentido más fatigado de lo normal. Tras las observaciones, el médico descubrió un "trastorno eléctrico", una alteración del sistema nervioso que impulsa el corazón y que suele provocar arritmias. El cardiólogo, según las mismas fuentes, aconsejó a Fraga que, debido a su edad y las ocupaciones de su cargo, debería implantarse cuanto antes un marcapasos que regule el ritmo cardiaco.

Sin más demora, Fraga entró en el quirófano sobre las 16.30 y salió 40 minutos después. Un comunicado del cardiólogo Castro Beiras informó de que el presidente de la Xunta se encuentra en estado "asintomático" que "no reviste gravedad". Ya en la habitación, Fraga recibió la visita de varios consejeros de su Gobierno y dirigentes del PP.

Según fuentes del Ejecutivo gallego, el presidente, una vez restablecido, mantuvo contactos telefónicos con otros miembros de su Gabinete para darles instrucciones sobre la reunión semanal de hoy del consejo de gobierno de la Xunta e incluso requirió a sus colaboradores para que le entregasen los teletipos de las agencias de información con las noticias de última hora. También habló por teléfono con el secretario general del PP, Mariano Rajoy, quien le llamó para interesarse por su estado, al igual que la ministra de Sanidad, Ana Pastor. Pasó la noche en el hospital como medida precautoria para observar su evolución pero, si no hay novedades, se espera que abandone la clínica hoy mismo, según anunció el consejero de Sanidad de la Xunta, José María Hernández Cochón.

Fraga ya había sido hospitalizado el pasado enero al sufrir una lipotimia cuando pronunciaba un discurso en la Feria Internacional de Turismo de Madrid. En aquella ocasión fue dado de alta a las pocas horas después de que los médicos diagnosticasen que había sufrido una simple bajada de tensión. Tras aquel episodio, Fraga recibió el consejo de reducir sus actividades, pero su presencia pública apenas ha mermado en los últimos meses. En la primavera de 2001, también fue intervenido quirúrgicamente por una hernia discal.

Fraga sale del hospital Clínico de Madrid tras sufrir un desvanecimiento el pasado enero. / EFE

Atención al cliente

Teléfono: 902 20 21 41

Nuestro horario de atención al cliente es de 9 a 14 los días laborables

Formulario de contacto »

Lo más visto en...

» Top 50

Webs de PRISA

cerrar ventana