Selecciona Edición
Entra en EL PAÍS
Conéctate ¿No estás registrado? Crea tu cuenta Suscríbete

Un CD que no reproduce música

Lo que la tecnología ha estropeado la tecnología lo puede arreglar; tal es el aforismo con el que la empresa española CD World arropa un nuevo CD virgen que sólo admite la grabación de datos.

El disco CD Data Only (CD-DO) se suma a la familia: CD-Audio, que usan los discos comerciales de música y el CD-R, donde pueden grabarse datos y audio. El CD-DO graba texto, imágenes, audio, como el MP3, etc. Si un usuario decide grabar música en formato CD-Audio no podrá escucharlo en su cadena de música o en su coche. Los reproductores domésticos no pueden leerlo (un reproductor multimedia en un ordenador sí puede hacerlo).

El objetivo, según el director general de CD-World, Kin Sörensen, es "traer una herramienta contra la piratería", y de paso evitar, o al menos disminuir, el canon que pagan los discos ópticos vírgenes (CD y DVD grabables y Minidisk). "Nuestro disco es inservible para la piratería porque no puede utilizarse para la reproducción de música o vídeo en equipos domésticos".

* Este articulo apareció en la edición impresa del Jueves, 2 de octubre de 2003