ArchivoEdición impresa

Acceso a suscriptores »

Accede a EL PAÍS y todos sus suplementos en formato PDF enriquecido

miércoles, 24 de septiembre de 2003

El Parlamento Europeo crea una comisión para investigar la catástrofe del 'Prestige'

El PP acusa a los socialistas de actuar como "representantes comerciales de las aseguradoras"

El Partido Popular Europeo (PPE), abandonado en sus propias filas por los eurodiputados franceses, se quedó ayer solo. El pleno de la Eurocámara reunido en Estrasburgo impuso la creación de una comisión parlamentaria que investigue "las causas y consecuencias" de la catástrofe del Prestige por 315 votos a favor y 183 en contra. Para los liberales, aliados naturales de los conservadores, la ausencia de comisiones de investigación similares en territorio español ha sido sopesada para apoyar la propuesta. El PP español reaccionó con virulencia tachando a los socialistas de "representantes comerciales de las aseguradoras" y prometiendo una seria limitación al mandato de dicha comisión.

La marea negra del petrolero Prestige emponzoñó de nuevo ayer el hemiciclo de Estrasburgo. Los socialistas habían intentado sin éxito en otras ocasiones (seis en total) crear una comisión de investigación que podría haber sido aprobada en diciembre pasado de no ser por la clamorosa ausencia de algunos de sus miembros españoles en la votación definitiva. La deserción de la derecha francesa dentro del seno del PPE y el cambio de posición de los liberales hizo posible esta vez dar a luz una "comisión temporal" sobre el Prestige.

El jefe de filas de los conservadores españoles, Gerardo Galeote, acusó a los socialistas de haberse aliado con las compañías de seguros, los representantes del armador y la sociedad de clasificación del petrolero hundido, "que no quieren hacer frente a sus responsabilidades por los daños de la marea negra". El presidente de los socialistas, Enrique Barón, respondió que el informe aprobado ayer, que vierte además duras críticas contra la actuación del Gobierno español, es la forma en que "Europa saluda a Mariano Rajoy", que fue el que gestionó, antes que Rodolfo Martín Villa, la crisis del petrolero hundido frente a las costas gallegas en noviembre pasado con 77.000 toneladas de fuel pesado.

Los eurodiputados franceses, incluidos los conservadores, siempre se han mostrado muy críticos frente a la posición española y su negativa a crear una comisión de investigación en el Parlamento español. Su voto de ayer, después de que la propia Asamblea francesa investigara el accidente, no fue, por tanto, una sorpresa.

Ni en Madrid ni en Galicia

Según fuentes parlamentarias, los liberales han sopesado el hecho de que ni el Congreso de los Diputados ni el Parlamento gallego hayan instituido una comisión de investigación. El ponente del informe aprobado ayer, el también liberal belga Dirk Sterckx, puntualizó a este periódico que ése no ha sido el argumento fundamental en su cambio de opinión. "Yo no quiero una comisión de investigación, sino más bien una comisión temporal similar a la que proponían los populares, que analice qué pasó, cómo se aplicaron en este caso las medidas legislativas puestas en marcha en Europa bajo los nombres de Erika 1 y Erika 2 y extraer lecciones".

Las críticas a las autoridades españolas vertidas en el informe responden, según Sterckx, no a un intento de inmiscuirse en la política nacional o acusar al Gobierno de un país socio de la UE, sino que son el efecto de analizar cómo se hicieron las cosas a la vista de lo que los paquetes legislativos europeos en marcha indicaban, aunque aún no estaban en vigor cuando el Prestige naufragó. "De ahí que se pueda afirmar que la decisión de alejar el buque agravó las cosas", añade el eurodiputado. "Es un hecho, puesto que ya se había acordado en Europa la necesidad de establecer zonas de refugio para barcos en apuros".

El resto de los grupos manifestaron su satisfacción por la aprobación del informe y de la comisión parlamentaria. Para Camilo Nogueira, en nombre de los Verdes y la Alianza Libre Europea, es la oportunidad de seguir investigando, aunque sea desde Europa, un problema que aún no está resuelto. Por parte de Izquierda Unida Unitaria, el alemán Hermuth Markov señaló que hay demasiadas contradicciones en la catástrofe del petrolero que deben ser investigadas y que es responsabilidad del Parlamento Europeo sacar conclusiones.

Conferencia de presidentes

La conferencia de presidentes de los grupos parlamentarios de la Eurocámara deberá ahora decidir las normas para instituir la "comisión temporal", que se distingue de la "comisión de investigación" en el hecho de que los convocados a comparecer no están obligados a acudir a Estrasburgo, que el mandato está limitado a un año de trabajo y que el informe final debe ser votado por el pleno. La posibilidad de que la conferencia de presidentes revoque la decisión tomada en el pleno de ayer es remota, salvo que algún grupo parlamentario cambie el sentido de su propio voto. En dicha conferencia, cada grupo tiene el mismo peso que en el pleno.

Fuentes oficiales de la Eurocámara aseguran que el resultado de la comisión temporal puede ser en la práctica exactamente el mismo que el de una comisión de investigación. El análisis de la crisis de las vacas locas estuvo en manos de una comisión de investigación, mientras que el de la red de espionaje Echelon corrió a cargo de una comisión temporal. Ambas investigaciones tuvieron similares repercusiones. Barón recuerda, además, que la de las vacas locas no impidió que la UE dotara con generosos fondos a la lucha contra la enfermedad animal.

El informe, aprobado ayer en su totalidad por 336 votos a favor y 171 en contra, exige paralelamente una más generosa movilización de fondos tanto a nivel europeo como a nivel internacional para paliar las consecuencias de la marea negra. Considera que las autoridades españolas no han actuado con suficiente transparencia y agravaron el problema al alejar el barco de la costa, exige la puesta en marcha cuanto antes de zonas de refugio, pide una autoridad independiente que tome las decisiones en situaciones de emergencia en el mar y que se establezcan rutas marítimas obligatorias alejadas de la costa para buques peligrosos, si bien critica el principio de alejar a todos más allá de las 200 millas porque, en tal caso, será más difícil socorrer a los barcos en apuros.

El buque Prestige, partido ya en dos, en el momento de hundirse, el 19 de noviembre de 2002. / EFE

Atención al cliente

Teléfono: 902 20 21 41

Nuestro horario de atención al cliente es de 9 a 14 los días laborables

Formulario de contacto »

Lo más visto en...

» Top 50

Webs de PRISA

cerrar ventana