Un menor de 16 años y su padre mueren en un tiroteo en Ciudad Real

Un joven de 16 años y su padre fallecieron ayer en un tiroteo ocurrido en el barrio de San Martín de Porres, una zona marginal de Ciudad Real. El menor, M. F. P., ingresó ya cadáver en el hospital Alarcos, donde posteriormente falleció su padre, R. F. C., de unos 50 años, mientras se le practicaba una delicada intervención quirúrgica, según informaron fuentes del citado centro sanitario.

Hacia las tres de la tarde de ayer ingresaron en el hospital de la capital manchega los dos fallecidos y una tercera persona, R. A. L, de 28 años, con herida de bala en un talón. Fue intervenido y abandonó en la tarde de ayer el centro hospitalario con alta voluntaria, según informaron las fuentes citadas.

El padre del menor había ingresado en el hospital Alarcos con un disparo en el abdomen, con orificio de salida, que le había afectado gravemente el páncreas y falleció en la mesa del quirófano cuando llevaba cuatro horas de intervención.

Asimismo fue atendida en el mismo centro sanitario de la capital manchega la esposa y madre de los fallecidos, que presentaba una herida en la cabeza en la que se le dieron tres puntos de sutura.

Fuentes policiales explicaron que las víctimas son de etnia gitana y las primeras hipótesis sobre el suceso apuntan a que se trata de un ajuste de cuentas entre bandas o grupos rivales, que podría guardar relación con otra muerte, también de un joven de 16 años, que se produjo el pasado mes de abril en un barrio marginal de Puertollano.

* Este articulo apareció en la edición impresa del Jueves, 31 de julio de 2003