ArchivoEdición impresa

Acceso a suscriptores »

Accede a EL PAÍS y todos sus suplementos en formato PDF enriquecido

jueves, 24 de julio de 2003
PROGRAMAS

Torvalds pide a los programadores que prueben a fondo el corazón del Linux 2.6

Ha tardado lo suyo, pero la recompensa merece la espera. Linux comienza a convertirse en la opción informática preferida para las empresas, y así lo hacen saber a los fabricantes de software. Esta es una de las principales conclusiones de la mesa redonda que reunió en el congreso anual CA World de Las Vegas, que promociona Computer Associates (CA), a los grandes promotores de Linux, con Linus Torvalds a la cabeza, y los distribuidores de software Red Hat y SuSE. Torvalds acaba de presentar la versión beta 2.6 del sistema operativo y ha pedido a la comunidad de programadores que lo pruebe a fondo para evitar errores antes de que aparezca la versión definitiva en los próximos meses y abandonen la experimentación de nuevas ideas.

Torvalds ha dejado hace unas semanas sus cargos en el fabricante de chips Transmeta para concentrarse completamente en el desarrollo de Linux, desde el Open Source Development Laboratory (ODSL), patrocinado, entre otros, por CA, IBM, Hitachi, HP, Fujitsu, Intel y Cisco. Una vez diseñado el kernel del nuevo Linux -su núcleo o corazón informático-, Torvalds, desde OSDL trabajará en el desarrollo de la nueva versión de Linux. Sobre las aportaciones de las empresas comerciales CA u Oracle a la comunidad de código abierto, Linus Torvalds lo dejó claro. Aunque cada una de estas empresas explota su propio sabor de Linux, para evitar la fragmentación en el mercado del sistema operativo y terminar dependiendo de las empresas, "los desarrolladores de kernel, y esto sucede con otros proyectos también", dijo Torvalds, "no aceptamos código de corporaciones. Yo no toco código ni de IBM, ni de Intel, ni de CA, yo lo tomo del trabajo personal de ingenieros, aunque algunos estén trabajando en estas empresas".

Torvalds espera que los fabricantes ofrezcan la versión beta como instalaciones alternativas; muchas de las distribuciones actuales se basan en el kernel 2.4.

Red Hat acaba de anunciar que proporcionará una versión de prueba a los usuarios, el 2.6.0-test1 RPM (Red Hat Package Manager). La versión 2.6 promete mejorar el funcionamiento en servidores, la escalabilidad con equipos con multiprocesadores y su integración en más dispositivos. Causlamente, acaba de aparecer un informe patrocinado por Microsoft por el que Windows es más rápido de instalar embebido en dispositivos como ordenadores de bolsillo, set-top boxes o coches; 8 meses de promedio para ajustarlo e instalarlo por 14 meses con Linux.

El sistema del pingüino también soportará nuevas arquitecturas de hardware, incluidos los equipos AMD Opteron y los Power PC de 64 bits, factores que pueden interesar a los directores de informática.

La querella

En el debate surgió una pregunta inevitable. "El pleito presentado por SCO contra IBM -por supuesto uso de código plagiado en su Linux- es sólo por un contrato, no tiene nada que ver con la industria ni con cuestiones de propiedad intelectual, no afectará en nada a los usuarios ni a las empresas que desarrollan aplicaciones en torno a Linux". Tan poco preocupa el tema a Torvalds que dejó que respondiera Larry Augustin, presidente de VA Software. "Es un pleito lleno de furia y con muy poco contenido. IBM se sabe cuidar muy bien en ese tipo de pleitos. Realmente no involucra a los usuarios finales de Linux; no estamos hablando de propiedad intelectual, sino de un solo contrato y no me veo afectado por ello, seguiré utilizando Linux tal y como lo he hecho hasta ahora".

Linux comienza a vislumbrarse como una opción consistente para el mundo corporativo. Según Sam Greenblatt, vicepresidente de Computer Associates, una reciente encuesta muestra que el 61% de las empresas tiene unos niveles de interés de moderado a fuerte en Linux. "Nos sorprendió que el coste de propiedad (adquisición más mantenimiento) fuera el último factor para los usuarios". De este modo, lo más importante para las empresas para utilizar Linux es la fiabilidad; el coste de adquisición, seguido del rendimiento, la gestión y las aplicaciones.

"En Wall Street uno no puede entrar a una empresa sin que le mencionen a Linux cuando estamos hablando de las nueve grandes empresas. El índice de aceptación es de un 70% y va a más", añadió. La empresa de análisis de mercados Gartner prevé que Linux capte el 15% del mercado mundial de servidores en el año 2007.

Jon Maddog Hall, presidente de Linux International, explicó que, teniendo en cuenta lo difícil que es que los fabricantes independientes de software se comprometan a soportar nuevas plataformas de sistemas operativos, Linux ha llegado increíblemente lejos desde 1991: "Es muy fuerte en el mercado de superordenadores y servidores, y acaba de sobrepasar plataformas nicho como Apple Macintosh".

Torvalds reconoció que al principio creía que el código abierto sólo funcionaría bien para aplicaciones técnicas donde la gente que las utilizaba era al mismo tiempo lo suficientemente técnica como para escribirlas. "Hace tiempo que no tiene ningún límite. Lo positivo del código abierto es mejorarlo en común; hay que pensar en ello como en una pirámide donde la base tiene mucho atractivo y a medida que subimos se va haciendo más concreta".

Los platos rotos los está pagando Microsoft, según Michael Evans, vicepresidente de ventas para canal de Red Hat. Su compañía ha observado un mayor comportamiento competitivo de Microsoft.

Atención al cliente

Teléfono: 902 20 21 41

Nuestro horario de atención al cliente es de 9 a 14 los días laborables

Formulario de contacto »

Lo más visto en...

» Top 50

Webs de PRISA

cerrar ventana