Selecciona Edición
Entra en EL PAÍS
Conéctate ¿No estás registrado? Crea tu cuenta Suscríbete
Selecciona Edición
Tamaño letra

El Inem retiene desde abril unos 50.000 expedientes del subsidio agrario en Andalucía

UGT amenaza con un "verano caliente" ante la "situación límite" de miles de familias

El Instituto Nacional de Empleo (Inem) mantiene retenidos desde el mes de abril unos 50.000 expedientes para el cobro del subsidio agrario en Andalucía. La denuncia la realizó ayer el sindicato UGT, que ha advertido de un "verano caliente" con movilizaciones si no se soluciona lo que califican como "situación insostenible y límite" para miles de familias por la ausencia de jornales en el medio rural durante los meses estivales. Las obras del Plan de Empleo Rural (PER), que sirven para mitigar el desempleo cuando no hay actividad agraria, también se han retrasado "de forma intencionada" por el Gobierno de la nación, según el PSOE, que ha cifrado en cuatro millones los jornales perdidos en Andalucía desde 1998.

En Andalucía han venido cobrando el subsidio agrario en los últimos años unos 305.000 jornaleros, aunque la media mensual ha oscilado sobre los 200.000. Los retrasos en los expedientes afectan a la mayor parte de las provincias andaluzas, con especial incidencia en Jaén, Córdoba, Sevilla y Málaga. Desde la Federación Agroalimentaria de UGT-Andalucía se estimó ayer en unos 50.000 los expedientes pendientes de cobro desde abril, lo que supone un débito del Gobierno central con los jornaleros de unos 20 millones de euros. El subsidio agrario supone 330 euros mensuales durante un máximo de medio año.

"El Gobierno no les da tregua a los jornaleros, y se está ensañando con los trabajadores eventuales agrarios", afirmó ayer el dirigente de la federación agraria de UGT en Jaén, Pedro Marcos, quien calcula que al menos hasta octubre no se corregirá la situación. En Jaén son unos 12.500 los expedientes bloqueados, casi la mitad de los perceptores mensuales. El sector más afectado es el de los trabajadores menores de 52 años.

Los sindicatos aseguran que el único argumento apuntado por el Inem es la "falta de medios humanos" para revisar los expedientes. Esta versión no pudo ser confirmada ayer por este periódico ante el silencio obtenido de la dirección provincial del Inem y de la Subdelegación del Gobierno.

UGT anunció ayer su disposición a convocar encierros y otras movilizaciones para exigir el desbloqueo. Marcos agregó que la situación tampoco es halagüeña para los beneficiarios de la nueva Renta Agraria aprobada por el Gobierno en abril. Sólo en Jaén son 535 los expedientes a la espera de resolverse. "La Renta Agraria está cerrando las puertas a muchos agricultores", indicó el responsable ugetista, en alusión a las "duras condiciones" impuestas para los nuevos perceptores, entre ellas que los jornales del PER ya no coticen.

Según el senador de IU, José Cabrero, el Gobierno ha excluido a 20.000 personas en Andalucía del cobro de cualquier prestación agraria para justificar los recortes de inversiones en el antiguo PER. Andalucía perderá este año más de 274.000 jornales del PER (unos cuatro millones desde 1998) como consecuencia de que la inflación subió más que el incremento de los fondos asignados. Desde el PSOE se consideran "intencionados" los retrasos en la activación de este mecanismo de empleo, pues la demora en la convocatoria de las comisiones provinciales y regional ha llevado a posponer las obras hasta después del verano. "El Gobierno está desprestigiando el PER para minarlo progresivamente y abandonarlo en poco tiempo", dijo el secretario de Desarrollo Rural del PSOE jiennense, José Álvarez.

De otro lado, el responsable de UGT-Andalucía, Francisco Fernández, lamentó ayer que la desaparición de la cartilla agraria está provocando "desajustes y discordancias" con los datos que recibe el Inem de los empresarios. "Estamos en manos de lo que digan los empresarios", dijo.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Miércoles, 23 de julio de 2003