ArchivoEdición impresa

Acceso a suscriptores »

Accede a EL PAÍS y todos sus suplementos en formato PDF enriquecido

viernes, 30 de mayo de 2003
Reportaje:

El papel del 'orientador'

Más de 200 profesionales debaten los retos educativos y sociales de la orientación en el aniversario de la Facultad de Psicología

El éxito o el fracaso del trayecto que recorrerá un niño desde que entra en la escuela hacia los tres años hasta que se incorpora como individuo (más o menos independiente) a la sociedad, se puede detectar desde su inicio. "Sabemos desde primaria, cuándo un niño va a acabar delinquiendo", asume con preocupación el psicólogo Vicent Prieto, al frente de uno de los múltiples servicios de orientación de la Comunidad Valenciana que "diariamente tienen que atender desde a la madre separada que tiene un niño de 6 años, a la directora del colegio que ya no sabe qué hacer con un alumno determinado...". "Una larga lista al final del día", dice Prieto, para quien se impone una pregunta ante los nuevos retos: "¿Estamos preparados para todo ello?".

Los ayuntamientos abogan por un 'pacto local' para poder hacer frente a los cambios

El orientador es clave en una sociedad más plural y compleja, dice el profesor Latorre

El papel del orientador hoy en día, por tanto, no es sólo clave, sino que se aprecia cada vez más como un factor de "integración" muy importante ya no sólo desde el punto de vista de educativo, sino también en el ámbito social para "diagnosticar, prevenir e intervenir" ante la multiplicidad de problemas que se derivan de una sociedad cada vez más plural, pero también más compleja y cambiante, según la descripción de Ángel Latorre, profesor y

promotor de las jornadas abiertas a los centros educativos organizadas por la Facultad de Psicología de la Universidad de Valencia con motivo del 20º aniversario de su creación, en la que participan dos centenares de profesionales de la educacación y la orientación.

En este contexto "el primer reto a superar es", en opinión del psicólogo municipal Carlos Vendrell, "la multiplicidad de redes de atención psicopedagógica, la burocracia extrema y la falta de coordinación entre las administraciones autonómica y local, que ha acabado trasladando la mayor parte del peso a los gabinetes municipales de psicólogos y psicopedagogos". Ésta es la "reflexión tras muchos años de trabajo", que se hace Vendrell, con 18 años de experiencia en el Ayuntamiento de Sueca, una administración que atiende a 26.000 habitantes, y da servicio de orientación a todos los estudiantes de los pueblos próximos que no tienen institutos. Vendrell aboga por "una reforma del pacto local", que defina competencias, coordine los servicios y dote de financiación a los ayuntamientos, dada "la rapidez con que se suceden los cambios sociales, que hace que sean los municipios los que tengan que afrontar situaciones muy complejas, que no se daban antes". La multiplicidad de servicios abarca, según describió la responsable del gabinete municipal del Ayuntamiento de Torrent, Xelo Claramunt, desde "la orientación a los colegios públicos y concertados, las escuelas de adultos, los departamentos de bienestar social e, incluso, la realización de informes periciales para familias de acogidas o la asesoría en áreas de selección de personal, por ejemplo de la policía local".

La complejidad social halla su correlato inmediato en las aulas, que es donde más se aprecian los cambios familiares y culturales y donde el profesorado se siente "rebasado" y reclama mayor atención y formación. Algo que, de entrada, no queda resuelto en el proyecto de Ley de Calidad de la Enseñanza (LOCE), en opinión de los orientadores que trabajan tanto a nivel municipal como en los centros educativos. Es más, a juicio de Vendrell, contiene importantes "despropósitos y fuertes contradicciones", desde la etapa de infantil, cuya oferta no será obligatoria, pero obliga a entrar en primaria con conocimientos de lectura, lo que generará una bolsa de fracaso infantil desde pequeños". Tampoco está claro el papel que tendrán en la elaboración de los informes de orientación a los alumnos de ESO.

Sin olvidar la atención a la diversidad del alumnado (extranjero, superdotado, con deficiencias o procedente de familias desestructuradas) al que se refiere el capítulo de necesidades educativas específicas enunciado en la LOCE, subrayó el responsable del servicio de orientación del IES de Campanar, José García Valls, quien apostó por que los profesionales "adopten una postura activa en la etapa del desarrollo normativo de la ley" y aprovechen la "flexibilidad" de la ley para incorporar la experiencia de los pioneros servicios psicopedagógicos o SPEs (creados en los ochenta) y los programas de atención a la diversidad en marcha, que se implantaron en los noventa con la LOGSE. "Recojamos lo que ya existe, porque el diseño dependerá con mucho del rol que tengamos los profesionales".

Ejemplo perfecto de esta simbiosis entre experiencia y adaptación a los cambios legales es el trabajo realizado desde hace dos décadas por Julia Hernandis y Gaspar Izquierdo, al frente del Instituto Valenciano de Audiofonología, convertido en un proyecto pionero de integración de niños sordos y oyentes, que apuesta por las nuevas tecnologías para que el discapacitado se integre totalmente al mundo laboral al final de su formación.

Atención al cliente

Teléfono: 902 20 21 41

Nuestro horario de atención al cliente es de 9 a 14 los días laborables

Formulario de contacto »

Lo más visto en...

» Top 50

Webs de PRISA

cerrar ventana