Selecciona Edición
Entra en EL PAÍS
Conéctate ¿No estás registrado? Crea tu cuenta Suscríbete
Selecciona Edición
Tamaño letra
CASTILLA Y LEÓN | ELECCIONES 25M | Los comicios, comunidad a comunidad

Los populares mantienen la comunidad y Valladolid y gobernarán en Burgos

Pocas cosas van a cambiar en Castilla y León tras los comicios de ayer, donde el Partido Popular mantiene su mayoría absoluta en las Cortes regionales y, por tanto, el Gobierno, y se producen únicamente dos modificaciones sustanciales entre los municipios más populosos: en Burgos, el PSOE cede la alcaldía al PP, que gobernará con mayoría absoluta, y en Segovia, socialistas y comunistas arrebatan el cargo a la coalición formada en 1999 por el PP y el CDS. En todos los ambientes políticos se comentaba anoche el pobre resultado obtenido por Izquierda Unida, que pasa del 5,12% al 3,90% de votos, una vez escrutado prácticamente todo el censo.

Hasta pasadas las once de la noche no se conoció que el Partido Popular mantenía la alcaldía de Valladolid, donde seguirá gobernando con mayoría absoluta (15 concejales). La subida experimentada por los socialistas -que pasan de 12 a 13 ediles- no fue suficiente para arrebatarle el cargo a Javier León de la Riva. El desplome de Izquierda Unida, que ha perdido uno de los dos concejales que obtuvo en los comicios de 1999, no permite ningún tipo de coalición.

Victoria del ex ministro

En Burgos, el hasta ahora alcalde socialista, Ángel Olivares (10 ediles), cede el mando al ex ministro de Trabajo del PP Juan Carlos Aparicio, que se lo arrebata por mayoría absoluta (14 concejales). Por el contrario, en esta misma provincia, los socialistas podrán gobernar con Izquierda Unida en Miranda de Ebro, mientras que en Aranda de Duero la alcaldía está en manos de Tierra Comunera, cuyos 2 concejales tienen la llave del gobierno municipal.

En Salamanca, la mayoría absoluta seguirá en manos del PP, a pesar de la pérdida de 2 concejales, que ha ganado el PSOE. En Béjar, los populares gobernarán con mayoría absoluta.

Heliodoro Gallego, el alcalde socialista de Palencia, revalida su mayoría absoluta en la capital, lo mismo que les sucede a sus homólogos de Zamora y Ávila, que mantienen estos dos cargos para el PP.

En cuanto a Segovia, una coalición entre los socialistas e IU permitiría arrebatar la alcaldía al CDS, que la ha mantenido en la última legislatura gracias al pacto alcanzado en su día con el Partido Popular.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Lunes, 26 de mayo de 2003