La Marina de EE UU se retira de Vieques tras 60 años de bombardeos

Vieques (Puerto Rico)

Los habitantes de la isla de Vieques (Puerto Rico) recibieron ayer con una mezcla de cautela y alivio el anuncio del fin de las maniobras de la Marina de EE UU, tras más de 60 años de bombardeos en esa isla.

Muchos de los residentes aún desconfían de la retirada de la Marina, que debe abandonar el polígono de tiro como muy tarde el 1 de mayo, y entregar miles de hectáreas al Departamento del Interior estadounidense. Durante años, la Marina estadounidense dijo que traería empleos y progreso económico a la isla para compensar las maniobras militares, pero esas promesas no fueron cumplidas.

Poco antes de la Segunda Guerra Mundial, EE UU inició un proceso que llevó a la expropiación en Puerto Rico de tres cuartas partes de Vieques, gran parte de la vecina isla de Culebra, y miles de hectáreas en los pueblos de Ceiba y Naguabo (sureste), en los que se construyó la base naval más grande que EE UU tiene fuera de su territorio continental.

Mientras, en las islas de Vieques y Culebra se iniciaron ejercicios de bombardeos aéreos y navales con munición real, así como desembarcos de miles de infantes de marina. Las maniobras militares en Vieques se efectuaban hasta 240 días al año, y en ellas participaban tanto la Marina de EE UU como las de otros países, a los que se alquilaba el polígono de tiro por cifras millonarias, así como a fabricantes de armas que probaban su efectividad.

* Este articulo apareció en la edición impresa del Lunes, 10 de febrero de 2003