ArchivoEdición impresa

Acceso a suscriptores »

Accede a EL PAÍS y todos sus suplementos en formato PDF enriquecido

miércoles, 5 de febrero de 2003
OPINIÓN DEL LECTOR

Paradojas

Quizá resulte chocante que, siendo mi ciudad, nunca haya creído en la candidatura de ésta como futura anfitriona de unas olimpiadas, pero creo tener motivos suficientes para pensar que todo el montaje y el bombo que se está dando al proyecto Madrid 2012 no es más que una paradoja, es decir, algo inverosímil y absurdo que, sin embargo, se mantiene con todo rigor. Soy universitario aficionado al voleibol, y en el único lugar en el que podía practicarlo sin tener que pagar un alquiler han decidido cobrar una cantidad -dicen que simbólica- de 10 euros por hora de pista para universitarios y casi 15 para el resto; estoy hablando del complejo deportivo conocido como SEU en la zona sur de la Universidad Complutense.

Un alquiler que afecta no sólo al voleibol, sino al fútbol y al baloncesto, una curiosa medida tomada, supongo, desde el rectorado con intención desconocida -a no ser que quieran vaciar las pistas- que se hizo efectiva hace unos meses.

Este primer fin de semana de febrero tampoco han conseguido que soltemos un duro, pero sí han logrado echarnos y sentirnos avergonzados por hacer deporte, pues una pareja de guardias de seguridad nos han invitado a salir de las pistas y terminar con el partido. Qué paradójico resulta que se tenga que recurrir a un principio tan primitivo como el de autoridad para obligarle a uno a dejar de hacer ejercicio.

Atención al cliente

Teléfono: 902 20 21 41

Nuestro horario de atención al cliente es de 9 a 14 los días laborables

Formulario de contacto »

Lo más visto en...

» Top 50

Webs de PRISA

cerrar ventana