ArchivoEdición impresa

Acceso a suscriptores »

Accede a EL PAÍS y todos sus suplementos en formato PDF enriquecido

jueves, 21 de noviembre de 2002

Madrazo impide que el plan de Vivienda se debata en el Parlamento

El Gobierno no debatirá en el Parlamento con los partidos de la oposición su plan director de Vivienda para el periodo 2002-2005, el mayor proyecto de la consejería que dirige Javier Madrazo, con la intención de poder aplicarlo de manera inmediata, según indicó ayer un portavoz del departamento. El Ejecutivo no tiene obligación legal de enviar este tipo de planes a la Cámara, pero el anterior consejero de Vivienda, Patxi Ormazabal, de EA, sí debatió durante su mandato su plan en sede parlamentaria, incorporando algunas propuestas de resolución planteadas por los grupos opositores.

En esta ocasión, Vivienda ha informado a los grupos parlamentarios sobre los pormenores del plan antes de que fuese aprobado por el Consejo de Gobierno para que pudieran realizar sus aportaciones. Tan sólo EA ha realizado alguna propuesta. "No se trata de hurtar el debate al Parlamento, sino de poder aplicar el plan de inmediato", recalcaron fuentes de la consejería.

Sin embargo, este cambio de política no ha sido bien recibido por el PP y el PSE, formaciones que ayer criticaron al departamento durante la reunión de la comisión de Vivienda en el Parlamento para tratar posibles modificaciones en los sorteos de pisos protegidos. El portavoz socialista en cuestiones de vivienda, Jesús Loza, recalcó que es "la primera vez" que el plan director no se debate en la Cámara y recordó que ya se aprobó con varios meses de retraso, por lo que bien podía haberse tratado con los parlamentarios.

El nuevo plan director tiene como objetivo promover 16.200 pisos para familias con ingresos inferiores a los 33.000 euros brutos anuales. Además, pretende sacar al mercado otras 5.000 viviendas que ahora se encuentran vacías y comprar 4.100 pisos usados y ponerlos a la venta a precios inferiores al de los libres.

Sorteo de pisos

El tripartito rechazó en la comisión de Vivienda una proposición socialista para introducir algunos cambios en los sorteos de viviendas de protección oficial. El PSE pretende que el Gobierno adopte el mismo sistema que próximamente pondrá en vigor el Ayuntamiento de Vitoria, consistente en realizar tres clasificaciones: personas solas, parejas y familias con hijos, y repartir los pisos de manera paritaria entre todos los grupos. De esta forma, las personas solas son las más perjudicadas porque son las que más demandan piso y las que menos posibilidades tienen.

Loza defendió que esta fórmula permite que las adjudicaciones de las viviendas se ajusten más a las auténticas necesidades de los ciudadanos. Los partidos del tripartito consideraron que el actual sistema de reparto puro que sigue el Gobierno en sus promociones, con algunas reservas para determinados colectivos, como los minusválidos, es justa, aunque adelantaron que la futura ley que regule los pisos de proetcción podría hacer algún cambio.

Atención al cliente

Teléfono: 902 20 21 41

Nuestro horario de atención al cliente es de 9 a 14 los días laborables

Formulario de contacto »

Lo más visto en...

» Top 50

Webs de PRISA

cerrar ventana