Selecciona Edición
Entra en EL PAÍS
Conéctate ¿No estás registrado? Crea tu cuenta Suscríbete
Selecciona Edición
Tamaño letra

Cuatro inmigrantes hallados muertos en un camión marroquí en Villabona

El chófer, que viajaba de Casablanca a París, avisó a la Ertzaintza de 'ruidos extraños'

Los cadáveres de cuatro personas que viajaban clandestinamente en el interior de un camión marroquí fueron descubiertos por la Ertzaintza a media tarde de ayer en la localidad guipuzcoana de Villabona. El conductor del vehículo, que había salido el sábado de la ciudad marroquí de Casablanca y se dirigía a París con un cargamento de ropa, se detuvo en una gasolinera de Villabona junto a la N-I y comunicó a la policía vasca que había oído ruidos extraños en el interior del remolque frigorífico. Cuando los agentes desprecintaron el vehículo hallaron a los supuestos inmigrantes muertos.

A última hora de la noche aún no se había procedido al levantamiento de los cadáveres de las cuatro personas, de quienes el Departamento vasco de Interior no facilitó información sobre sus identidades, sexo o nacionalidad. La Ertzaintza ha abierto una investigación para conocer estos detalles y aclarar cómo los fallecidos pudieron colarse en el remolque isotermo, que tenía intactos los precintos, y si contaron con la colaboración de alguien en el punto de origen.

Los polizones, supuestamente inmigrantes sin documentación, fallecieron probablemente víctimas de la asfixia y la deshidratación, dado el calor acumulado en el remolque durante el prolongado viaje desde Marruecos. Por las características de la mercancía -varios centenares de cajas de ropa-, el sistema de refrigeración del remolque no estaba en funcionamiento, según fuentes de la investigación.

A 25 kilómetros de Irún

El camión, un Scania con matrícula marroquí, partió el pasado sábado de Casablanca y tenía como destino París, según declaró a la policía el conductor, de nacionalidad marroquí. El hallazgo de los cuerpos se produjo hacia las 18.15 en una gasolinera de Villabona, a unos 25 kilómetros de la frontera de Irún y tras haber cruzado toda la Península.

Según su testimonio, minutos antes de parar escuchó 'ruidos extraños' procedentes del remolque, por lo que detuvo el vehículo en la estación de servicio y solicitó la ayuda del encargado de la gasolinera para avisar 'a la Guardia Civil', según confesó después a los periodistas el responsable del surtidor.

Avisada una patrulla de la Ertzintza, los agentes, pasadas las 18.15 procedieron a abrir las puertas, rompiendo los precintos. En el interior del remolque, entre las cajas de ropa, los ertzainas se encontraron con los cuerpos sin vida de cuatro personas.

El Departamento de Interior del Gobierno vasco no había facilitado a la hora de cerrar esta edición datos sobre la identidad y nacionalidad de los muertos. Sin embargo, teniendo en cuenta el origen del transporte y las circunstancias del hallazgo, la Ertzaintza trabaja sobre la hipótesis de que se trata de emigrantes clandestinos que habían intentado franquear los controles comunitarios ocultos en un transporte precintado por las autoridades aduaneras marroquíes. El cierre hermético del remolque y el calor absorbido por el habitáculo durante los dos días de viaje desde el otro lado del Estrecho resultaron fatales para sus intenciones.

Los trabajadores de una empresa de corte y manipulación de papel situada enfrente de la gasolinera se alertaron ante la llegada de varias dotaciones policiales y pensaron en un primer momento que se trataba de 'una operación antidroga'. Después observaron que los ertzainas vaciaron del remolque todo el cargamento, compuesto por una gran cantidad de cajas de cartón que fueron apilando junto a la trasera del camión. Los testigos dedujeron en un primer momento que dentro del camión podía encontrarse alguna persona viva, dada la fuerte presencia de personal sanitario, aunque esta hipótesis fue descartada más tarde por la Ertzaintza.

Un año plagado de tragedias

El número de inmigrantes muertos al intentar entrar ilegalmente en España es desconocido porque muchos fueron tragados por el mar. La que sigue es una relación de sucesos comprobados en el último año. -Hallado en el puerto de Algeciras el cadáver de un magrebí (3-8-2001). -11 de las 30 personas que viajaban en una patera desde Alhucemas hacia Almería fueron arrojadas al mar durante la travesía (4-8-2001). -Unos pescadores hallan flotando en la playa de Bolonia (Cádiz) el cadáver de un magrebí (9-8-2001). -Estibadores del puerto de A Coruña descubren en la bodega de un barco procedente de Togo y Benín los cadáveres de dos subsaharianos (14-8-2001). -Rescatado un cadáver flotando a 15 kilómetros de Melilla (20-8-2001). -Un pesquero encalla en el Cabo de Gata y 60 magrebíes se lanzan al agua. Fallecen cuatro (22-8-2001). -Nueve inmigrantes mueren ahogados en isla de Lobos (Canarias) tras ser forzados a saltar al mar por el patrón de su patera (23-8-2001). -Un vecino de El Ejido (Almería) descubre en la playa los cadáveres de tres inmigrantes en avanzado estado de descomposición (12-9-2001). -Un muchacho magrebí se desprende de los bajos del camión en el que había llegado a Algeciras y es arrollado por el remolque del vehículo (18-10-2001). -Un magrebí de 18 años muere ahogado al norte de Fuerteventura tras ser arrojado desde una patera (28-11-2001). -Un grupo de veraneantes encuentra en la playa de Punta Aceituno, en Fuerteventura, los cadáveres de dos subsaharianos (17-12-2001). -Dos marroquíes mueren asfixiados en los bajos de un autocar, en la bodega del transbordador que une Nador (Marruecos) con Almería (2-2-2002). -La Guardia Civil recupera los cadáveres de dos subsaharianos flotando frente a las costas de Tarifa. Los agentes avistan otros dos cuerpos, pero no logran rescatarlos (12-2-2002). -Tres subsaharianos mueren ahogados al intentar llegar a Melilla con flotadores (21-2-2002). -Un polizón muere aplastado por la carga en un buque en el puerto de Sagunto (30-3-2002). -Doce inmigrantes fallecen ahogados el estrellarse su embarcación contra los arrecifes de lava que bordean Costa Teguise, en Lanzarote (24-4-2002). -Un menor marroquí muere asfixiado al tratar de cruzar la valla fronteriza de Melilla (27-5-2002). -Un subsahariano se despeña al intentar entrar en Ceuta por la frontera de Benzú (1-7-2002). -La Guardia Civil halla en Fuerteventura a un subsahariano ahogado, cuando buscaba a otros cinco desaparecidos (10-7-2002). -Trece inmigrantes mueren ahogados frente a Tarifa tras ser obligados a saltar al agua por el patrón de la embarcación, que les amenazó con un machete (1-8-2002). -Hallado el cadáver de un magrebí que intentaba entrar a nado en Melilla (6-8-2002).

* Este artículo apareció en la edición impresa del Martes, 20 de agosto de 2002

Más información