ArchivoEdición impresa

Acceso a suscriptores »

Accede a EL PAÍS y todos sus suplementos en formato PDF enriquecido

viernes, 9 de agosto de 2002

La oposición iraquí pide ser oída en los planes contra Bagdad

/ Londres / Berlín 9 AGO 2002

Los principales grupos de la oposición iraquí han pedido a Estados Unidos mayor participación en los planes para lanzar ataques para derrocar al régimen de Sadam Husein. 'La oposición rechaza ser tratada como un elemento marginal [en los proyectos de ataque], y los líderes de los diferentes grupos quieren conocer al menos las grandes líneas de los planes de Estados Unidos', afirmó ayer un responsable de la oposición iraquí en Londres.

El Departamento de Estado y el Departamento de Defensa de EE UU han invitado hoy a seis de los principales dirigentes de la oposición (procedentes tanto de Londres como de Teherán) a una reunión en Washington para hablar sobre el futuro de Irak después de Sadam.

Ahmad Chalabi, líder del Congreso Nacional Iraquí, una organización que agrupa a la oposición en el exilio de Londres, ha pedido a Washington que prepare un futuro democrático para Irak, en lugar de limitarse a derribar a Sadam para colocar en su lugar o otro dictador.

En medio de la polémica sobre la autorización del uso de las bases saudíes para un ataque aéreo norteamericano contra Irak, la prensa saudí ha comenzado a criticar el 'creciente integrismo cristiano' de Estados Unidos. 'El fundamentalismo cristiano no es menos peligroso para la paz y la seguridad internacionales que los extremismos de otras religiones. Incluso es más peligroso cuando controla la política de un país como Estados Unidos', afirma el diario Al Watan. 'Los fundamentalistas cristianos animan a los militantes estadounidenses a provocar una atmósfera de odio contra Arabia Saudí, que siempre ha mantenido relaciones ejemplares con EE UU', añade otro rotativo.

Negativa de Alemania

El canciller alemán, Gerhard Schröder, y su ministro de Asuntos Exteriores, Joschka Fischer, han reiterado, por su parte, la negativa de Alemania a colaborar con Estados Unidos si decide a atacar a Irak. Ambos políticos advirtieron de las nefastas consecuencias que tal iniciativa podría tener para Europa.

Schröder ha advertido de que Alemania no participará en una aventura contra Irak 'ni siquiera bajo mandato de la ONU'. Un mandato que Fischer duda, incluso, que se produzca. El jefe del Gobierno alemán señaló que la guerra contra el terrorismo iniciada en Afganistán no está aún ganada: 'Por eso, un posible ataque a Irak no sería entendido como defensa y podría acabar con la alianza internacional contra el terrorismo'. En su opinión, Oriente Próximo necesita paz y soluciones de los problemas regionales, y no una guerra.

El canciller alemán es partidario de aumentar la presión política sobre el régimen de Bagdad: 'Cualquier otra iniciativa empeoraría la crisis en la que ya se encuentra la economía mundial en general, y la alemana, en particular'. Schröder también añadió que Alemania sigue tan solidaria con EE UU como lo fue desde el principio tras el 11-S.

Atención al cliente

Teléfono: 902 20 21 41

Nuestro horario de atención al cliente es de 9 a 14 los días laborables

Formulario de contacto »

Lo más visto en...

» Top 50

Webs de PRISA

cerrar ventana