Selecciona Edición
Iniciar sesión

El primer ministro francés pide que se mantenga la confianza en la Bolsa

El durísmo castigo que ha sufrido el mercado francés, casi un 11% en dos sesiones, provocó ayer la intervención del primer ministro francés, Jean-Pierre Raffarin. El político galo abogó por 'mantener la confianza', tras el segundo derrumbe consecutivo de la Bolsa de París. 'Hay que seguir atento, pero el crecimiento (económico) está volviendo', afirmó el jefe del Gobierno galo, y recalcó que la economía europea 'no es la de Estados Unidos'.

Arrastrado por la bajada de Wall Street, el principal indicador de la Bolsa de París cayó ayer un 5,25%, tras haber perdido un 5,4% el pasado viernes. Ha bajado casi un 32% en lo que va de año. En un intento de tranquilizar a sus conciudadanos, Raffarin calificó de 'buenos' los indicadores macroeconómicos franceses y señaló que 'también es buena la evolución de nuestra microeconomía en las empresas'.

En lo que va de año, el índice ha caído un 31,89% y está a su nivel más bajo desde octubre de 1998. Todos los valores del CAC-40 registraron bajas, salvo Sodexho Alliance, que subió un leve 0,83%. La aseguradora AXA protagonizó la mayor bajada, un 10,9%.

* Este articulo apareció en la edición impresa del Martes, 23 de julio de 2002