ArchivoEdición impresa

Acceso a suscriptores »

Accede a EL PAÍS y todos sus suplementos en formato PDF enriquecido

miércoles, 26 de junio de 2002

Una aceitera da dos pesetas de cada litro vendido a un plan de inmigración

Los fondos obtenidos servirán para repoblar dos aldeas de Carboneros

La cooperativa San Eulogio de Carboneros (Jaén) donará dos pesetas de cada litro que venda de Aceite Solidario de Sierra Morena al proyecto Colons, de inserción social de inmigrantes ecuatorianos en el municipio. Según el acuerdo alcanzado entre los responsables de la cooperativa aceitera y el Ayuntamiento de Carboneros, los fondos irán destinados a repoblar las aldeas de La Mesa y El Acebuchar.

La cooperativa San Eulogio, que cuenta con unos 200 socios y tiene envasadora propia, produce entre 500.000 y 700.000 kilos de aceite de oliva en una cosecha. Según afirmó su presidente, Blas Cobo, toda la producción se verá implicada en esta campaña solidaria. El alcalde de Carboneros, Domingo Bonillo, cree que la comercialización de este aceite podría reportar al proyecto Colons más de 6.000 euros cada año.

Ese dinero se unirá a la aportación municipal y a la de otras Administraciones públicas para financiar la compra y rehabilitación de más viviendas donde acoger a un mayor número de familias ecuatorianas. La intención del Ayuntamiento es la de habilitar una nueva vivienda antes de final de año.

El Aceite Solidario se comercializa en garrafas de cinco y dos litros de calidad virgen extra con una acidez media de 0,3 grados. Está prevista su incorporación a las grandes cadenas de alimentación del país. Próximamente se lanzará al mercado un estuche especial de lujo a un precio superior al de las 370 pesetas/litro al que se vende el Aceite Solidario. No obstante, el alcalde de Carboneros explicó ayer que también se aceptarán donaciones tanto de empresas y particulares que deseen pagar un precio más alto por el Aceite Solidario.

El pasado 13 de mayo llegó hasta la aldea de La Mesa la primera de las familias ecuatorianas seleccionadas por el Ayuntamiento. Juan Bautista Lupercio, un ecuatoriano de 39 años, su esposa María Florencia Quinde, de 33 años, y sus cinco hijos, se integraron muy pronto en la vida diaria de la aldea de La Mesa. Además de recibir la vivienda por el Ayuntamiento, Juan Bautista fue contratado por un empresario agrícola como encargado de una finca de más de 3.000 olivos. Todos ellos estuvieron presentes ayer en la presentación del Aceite Solidario y agradecieron a las autoridades locales su generosidad con la población ecuatoriana.

El proyecto denominado Colons intenta imitar una repoblación similar a la que en el siglo XVIII llevó a cabo Carlos III con criterios reformistas para crear las Nuevas Poblaciones con colonos de los países del centro de Europa. La diferencia principal es que el Ayuntamiento ha optado ahora por inmigrantes ecuatorianos por razones de idioma y de raíces hispanas, según explicó el alcalde, que se vio desbordado cuando el pasado verano lanzó a los cuatro vientos su idea. El efecto llamada trajo hasta el pueblo a más de un centenar de ecuatorianos y el Ayuntamiento recibió más de 300 solicitudes de trabajadores de aquel país.

La Junta de Andalucía financió los más de 24.000 euros que ha costado la primera casa entregada a una familia de inmigrantes ecuatorianos. Ahora el Ayuntamiento pretende implicar en el proyecto a otras instituciones y empresas privadas para poder abrir más casas. También pretenden extender el proyecto.

Atención al cliente

Teléfono: 902 20 21 41

Nuestro horario de atención al cliente es de 9 a 14 los días laborables

Formulario de contacto »

Lo más visto en...

» Top 50

Webs de PRISA

cerrar ventana