ArchivoEdición impresa

Acceso a suscriptores »

Accede a EL PAÍS y todos sus suplementos en formato PDF enriquecido

miércoles, 12 de junio de 2002
LOS PROBLEMAS DE LOS INMIGRANTES

La CEOE afirma que advirtió al Gobierno hace dos meses de los fallos del cupo para inmigrantes

PSOE y CiU responsabilizan al Ejecutivo del 'fracaso' en la gestión del contingente de este año

La patronal CEOE respondió ayer a las acusaciones de los sindicatos y del Gobierno, que responsabilizaron a los empresarios del fracaso del contingente de trabajadores extranjeros para 2002. En un comunicado, la organización afirma que el pasado 2 de abril avisó al Ministerio de Trabajo y a la Delegación del Gobierno para la Extranjería de las dificultades que presentaba el procedimiento de contratación diseñado por el Ejecutivo. Entre otros aspectos, denuncia 'los desajustes entre el contingente aprobado para las distintas ocupaciones y provincias y las necesidades reales de las empresas'.

En el contingente, el Gobierno estableció 10.885 empleos de larga duración (2.243 destinados al servicio doméstico) y 21.195 de temporada. De los primeros, hasta el momento sólo han sido cubiertos 353, más 27 del servicio doméstico. De los de temporada, que este año han sido incluidos en el contingente por primera vez, han sido cubiertos 9.146. Aunque los empresarios aún tienen de plazo hasta el 30 de septiembre para hacer nuevos contratos, el director general de Ordenación de las Migraciones, Antonio Maceda, declaró a EL PAÍS que, teniendo en cuenta el paréntesis del verano, es poco probable que estas cifras varíen sustancialmente.

Tanto el Gobierno, que fijó el cupo y actuó como intermediario en las contrataciones, como los sindicatos, que participaron en las mesas provinciales que plantearon las primeras estimaciones de trabajadores, responsabilizaron del fracaso a los empresarios.

En un comunicado difundido ayer, la patronal señala que 'las organizaciones empresariales y sectoriales de CEOE han manifestado su disconformidad con algunos aspectos del procedimiento establecido para aplicación del contingente 2002 y con los desajustes entre el contingente aprobado para las distintas ocupaciones y provincias, y las necesidades reales de las empresas, a pesar del trabajo desplegado desde hace más de seis meses'.

La CEOE manifiesta 'un cierto desánimo entre las empresas, motivado por las dificultades que se vienen advirtiendo y que son de diversos tipos. Así están, entre otras: se trata del primer año; existe una compleja tramitación burocrática ya que desde que se detecta la necesidad de trabajadores hasta su concesión han pasado más de seis meses; en algunas provincias existen puestos de contingentes que no han sido demandados por las empresas, mientras que en otras sucede lo contrario; y los complicados trámites para efectuar la selección en el país de origen, junto al elevado coste si la empresa quiere desplazarse para esta selección'.

Finalmente, el comunicado revela que 'el pasado 2 de abril se les hizo saber a las autoridades del Ministerio de Trabajo y de la Delegación del Gobierno para la Inmigración las dificultades de los empresarios en cuanto a la rigidez del procedimiento, por lo que es necesario que se aborde un diálogo sobre la mejora de los actuales procedimientos de cara al contingente del próximo año'.

A diferencia de los sindicatos, los partidos políticos, que no fueron consultados en la elaboración del contingente, culparon al Gobierno del fracaso. La responsable de Políticas Sociales y Migratorias del PSOE, Consuelo Rumí, afirmó que 'el Ejecutivo es el único responsable del funcionamiento correcto del contingente', y recordó que, en respuesta a una reciente pregunta parlamentaria, el Gobierno reservaba a la Dirección General de Ordenación de las Migraciones, cuyo titular es Antonio Maceda, la facultad de orientar la contratación de trabajadores hacia determinados países. En este sentido, el portavoz de IU en el Congreso de los Diputados, Felipe Alcaraz, afirmó que con la contratación -dentro del contingente- de trabajadores de los países del Este para la recogida de la fresa en Huelva, el Gobierno 'pretende enfrentar a los inmigrantes'.

El portavoz parlamentario de CiU, Carles Campuzano, calificó de 'fracaso' el que a día de hoy no se hayan cubierto los 8.374 puestos de trabajo de larga duración aprobados por el Gobierno, informa Manuel Altozano. 'El que planteó el sistema del contingente no sabe cómo funciona el mundo de la economía', dijo, en referencia al Ejecutivo. El diputado considera que el cupo es un sistema 'rígido, complejo y difícil de cumplir, porque el empresario debe dar demasiados pasos intermedios para contratar al trabajador'. Para Campuzano, 'el conjunto de la Administración del Estado, incluida la exterior, no está suficientemente preparada para gestionar un procedimiento de estas características'. 'El contingente se ha elaborado con una información muy superficial', aseguró, y tachó los convenios bilaterales con Polonia y Ecuador de 'propaganda'.

Atención al cliente

Teléfono: 902 20 21 41

Nuestro horario de atención al cliente es de 9 a 14 los días laborables

Formulario de contacto »

Lo más visto en...

» Top 50

Webs de PRISA

cerrar ventana