ArchivoEdición impresa

Acceso a suscriptores »

Accede a EL PAÍS y todos sus suplementos en formato PDF enriquecido

miércoles, 29 de mayo de 2002

El Museo Arqueológico de Alicante incorpora la tecnología para explicar el pasado

El centro, inaugurado ayer por la reina Sofía, exhibe 81.000 piezas desde la prehistoria

El primer museo arqueológico del siglo XXI se inauguró ayer oficialmente en Alicante. El Museo Arqueológico (Marq), cuyo principal atractivo es el uso de las nuevas tecnologías para la difusión de los vestigios desde la prehistoria hasta la época contemporánea, empieza su andadura con 81.000 piezas expuestas en el rehabilitado Hospital Provincial de Alicante. La inversión, realizada por las administraciones provincial, autonómica y central, ha superado los 33 millones de euros. La reina Sofía inauguró ayer oficialmente estas instalaciones.

El Marq, que ha ido abriendo sus salas de manera escalonada desde que el 22 de septiembre de 2000 inciara su andadura, exhibe en sus exposiciones temáticas permanentes restos arqueológicos que van desde la prehistoria, pasando por la cultura ibérica, la romana y la Edad Media, hasta la edad moderna.

Como complemento a estas salas permanentes, en las que se muestran los principales fondos arqueológicos de los yacimientos de las comarcas alicantinas, se han habilitado otros tres espacios temáticos, de arqueología de campo, urbana y subacuática, que permiten al espectador conocer, a través de nuevas tecnologías y soportes audiovisuales, las técnicas y los ámbitos de estas especialidades arqueológicas.

Pero al valor histórico de los fondos que se exponen en este museo se une la apuesta didáctica que se ha realizado. La incorporación de las nuevas tecnologías permite a niños y a adultos, aunque no sean expertos en la materia, entender a la perfección los modos de vida, las costumbres y hábitos de sociedades anteriores. El Marq dispone para ello de 17 puestos interactivos y varias pantallas que proyectan un total de 18 montajes audiovisuales distintos de los yacimientos y épocas analizadas. En total, más de tres horas de documentales para entender mejor el pasado.

Según todos los especialistas, una de las características más importantes del Marq es, precisamente, la incorporación en sus salas de tecnología de vanguardia y de los criterios más avanzados en los campos de la pedagogía y la comunicación. 'El nuevo Museo Arqueológico de Alicante genera así una didáctica propia, a través del discurso expositivo y su despliegue museográfico', según explicó el presidente de la Diputación alicantina, Julio de España. El Museo Arqueológico también puede ser visitado virtualmente (www.marq-museo-arqueologico.com).

Civilizaciones

Un paseo por las salas del Marq permite conocer las distintas civilizaciones que habitaron la cuenca mediterránea. El recorrido empieza por los primeros pobladores de estas comarcas, los iberos contestanos, la ciudad romana de Lucentum, las distintas religiones que convivieron durante la Edad Media y la forma de vivir en la edad moderna.

Las primeras evidencias de la ocupación humana de las comarcas alicantinas se remontan al paleolítico medio, hace aproximadamente 100.000 años, y se encontraron en el yacimiento de El Salt (Alcoy). La prehistoria culmina en el periodo orientalizante, en el siglo VIII antes de Cristo, momento en el que los pueblos indígenas del final de la edad del bronce afianzan sus relaciones con los fenicios. De este contacto surgió la cultura ibérica.

En el inicio del recorrido de la sala dedicada a la cultura ibérica el espectador encuentra un montaje interactivo sobre los yacimientos arqueológicos más importantes: L'Alcúdia (Elche), La Serreta (Cocentaina-Penágila-Alcoy), El Tossal de Manises (Alicante), la Illeta dels Banyets de la Reina (El Campello), la extraordinaria necrópolis de Cabezo Lucero (Guardamar del Segura) o la Albufereta (Alicante).

La sala dedicada a la Edad Media ofrece un recorrido por los restos arqueológicos de ocho siglos de historia marcados por la convivencia de distintas religiones: cristiana, judía y musulmana, así como modelos socioeconómicos de vida totalmente contrapuestos, como son Al-Andalus y el sistema feudal.

La sala de la edad moderna y contemporánea abarca un periodo muy amplio y complejo (1500-1932). Más de 300 piezas de arte suntuario, monedas y restos de yacimientos urbanos permiten conocer los aspectos políticos, sociales y económicos de estos años.

Los historiadores que han diseñado estas salas han establecido cuatro periodos diferenciados: el poder de la Corona (1500-1808), el Régimen Constitucional (1808-1874), de la Monarquía hasta la II República (1874-1931) y la última etapa, 1931-1932, fecha en la que se creó el Museo Arqueológico de la Diputación, germen del nuevo espacio museístico. El recorrido concluye con una exposición de las corrientes culturales de finales del siglo XIX y comienzos del XX, entre las que destaca el modernismo.

Arte rupestre y yacimientos

La visita al Museo Arqueológico de Alicante (Marq) puede completarse con una serie de excursiones adicionales a varios yacimientos de la zona. El primero de ellos es El Tossal de Manises, en la capital alicantina, donde pueden contemplarse las ruinas de la ciudad ibero-romana de Lucetum y su entramado urbano. Esta ciudad, que data del siglo V antes de Cristo, fue colonizada por los cartagineses, que la bautizaron como Akra Leuka. El amante de la historia que visite Alicante debe acercarse también a la Illeta dels Banyets de la Reina (El Campello), donde en breve concluirán los trabajos de musealización de este yacimiento marino de la edad del bronce, así como el Pla de Petracos (Penágila), una muestra del arte rupreste macroesquemático y levantino.

La Reina, durante su visita al Museo Arqueológico de Alicante, con uno de los restauradores del centro. / OLIVARES NAVARRO

Atención al cliente

Teléfono: 902 20 21 41

Nuestro horario de atención al cliente es de 9 a 14 los días laborables

Formulario de contacto »

Lo más visto en...

» Top 50

Webs de PRISA

cerrar ventana