ArchivoEdición impresa

Acceso a suscriptores »

Accede a EL PAÍS y todos sus suplementos en formato PDF enriquecido

martes, 7 de mayo de 2002

Rodríguez Ponga niega conocer el 'Manual de productos fiduciarios' de BBV Privanza

Asegura ante el juez Garzón que dejó el banco antes de que se elaborase el documento

El secretario de Estado de Hacienda, Estanislao Rodríguez Ponga, juró ayer ante el juez Baltasar Garzón que era la primera vez que veía el Manual de productos fiduciarios, un documento intervenido por el magistrado en el registro de la sede en Madrid de BBV Privanza y en el que constan hasta 12 productos fiscalmente opacos, que se ofrecían a los clientes preferenciales para, presumiblemente, eludir el pago de impuestos. Rodríguez Ponga declaró durante una hora en calidad de testigo, y al concluir, olvidó en el juzgado su documento nacional de identidad.

El secretario de Estado de Hacienda declaró que trabajó en el BBV entre noviembre de 1992 y febrero de 1997 y que durante esos cinco años fue jefe de primera en la asesoría fiscal del BBV. Añadió que, en el departamento, dependía de Jaime Basante y, a la muerte de éste, pasó a estar a las órdenes de otro jefe de primera, pero más antiguo que él, Juan Pedro Gil Vera.

Precisó que no era experto en tributación internacional, sino que su función estaba relacionada con el asesoramiento sobre el sistema tributario español.

Cuando Garzón le mostró el Manual de productos fiduciarios, Rodríguez Ponga lo ojeó, pero inmediatamente afirmó que no lo conocía previamente, que era la primera vez en su vida que lo veía y que no conocía su existencia hasta que hace poco tiempo ha sido mencionado por los medios de comunicación. Por indicación de uno de los letrados, Rodríguez Ponga leyó en las primeras páginas del manual que fue publicado en diciembre de 1997.

El testigo protegido Nelson Rodríguez, que fue ex vicepresidente ejecutivo y encargado de asuntos jurídicos del BBV Puerto Rico entre 1992 y 1998 (condenado en febrero de este año por apropiación indebida de fondos del banco), declaró ante Garzón el 15 de noviembre de 2001 y el 25 y 26 de marzo de este año que fue Rodríguez Ponga quien ideó, preparó y elaboró el Manual de productos fiduciarios.

El BBVA, en la información suministrada a Garzón, avala la versión ofrecida por Rodríguez Ponga y señala que el manual fue elaborado en diciembre de 1997, diez meses después de que el secretario de Estado hubiera abandonado la entidad. Además, precisa que el documento fue confeccionado por personal del BBV Privanza en Jersey, donde el documento no constituye delito alguno.

Rodríguez Ponga también precisó que él era asesor fiscal de BBV, pero no de Privanza, ni de ninguna otra filial. Agregó que le consultaban sobre aspectos tributarios que afectaban a la entidad matriz, pero en ningún caso sobre clientes concretos.

El secretario de Estado negó las acusaciones vertidas por el testigo protegido Nelson Rodríguez, según las cuales éste habría participado en los aspectos fiscales de la adquisición del banco Mercantil Probursa, de México. Rodríguez Ponga afirmó que en el banco le dijeron que se pusiera en contacto con el puertorriqueño en relación con la operación de Probursa. En el banco le pidieron, según dijo, que hiciera un informe en el que analizase las repercusiones tributarias de una eventual minusvalía en las acciones y también para evitar la doble tributación. Toda su relación con el testigo protegido, según declaró, se concreta en una vez que habló con él por teléfono y otra vez que lo vio en Madrid, en relación con la operación de Probursa.

El fiscal, David Martínez Madero, precisó que mantenía su petición de que se impute a Rodríguez Ponga, aunque, al haber sido citado en calidad de testigo, evitó hacerle preguntas sobre sus funciones en el banco y se ciñó a sus conocimientos de terceras personas. Así, Ponga afirmó que conocía a Manuel López, uno de los directivos de BBV Privanza en Jersey, y a Íñigo Sagardoy.

Olvido del DNI

La declaración fue grabada, pero en la elaboración del acta se produjo un error al poner imputado en lugar de testigo, extremo que tuvo que ser rectificado. Por último, con las prisas, Rodríguez Ponga olvidó su DNI en el juzgado y tuvo que enviar a recogerlo.

Por su parte, el testigo protegido, Nelson Rodríguez, reaccionó ayer a las declaraciones que habían trascendido de Rodríguez Ponga calificándolas como 'una verdad a medias, en la que había omitido elementos sustanciales', según una fuente cercana al testigo, informa Rosa Townsend.

Nelson Rodríguez sostiene además que el manual de productos fiduciarios elaborado en el 97 es una 'recopilación de productos fiduciarios que ya existían en el banco desde 1991, y no un manual nuevo elaborado tras la salida de Rodríguez Ponga, como dice el banco'.

El testigo ha declarado ante Garzón que se había reunido en varias ocasiones en 1994 con Rodríguez Ponga y que éste le comentaba lo 'agobiado que estaba estudiando legislación extranjera para la revisión de los productos fiduciarios'.

Atención al cliente

Teléfono: 902 20 21 41

Nuestro horario de atención al cliente es de 9 a 14 los días laborables

Formulario de contacto »

Lo más visto en...

» Top 50

Webs de PRISA

cerrar ventana