ArchivoEdición impresa

Acceso a suscriptores »

Accede a EL PAÍS y todos sus suplementos en formato PDF enriquecido

domingo, 28 de abril de 2002
Reportaje:

Áreas 'vuela' de la mano de Elior

La alianza con su rival francés permite a la empresa consolidarse en Latinoamérica

Áreas, la mayor empresa que en España gestiona servicios para viajeros, ya vuela. Si su negocio nació en las autopistas catalanas, los aeropuertos son hoy su principal pista de despegue empresarial: aportarán ya al final del ejercicio 2001-2002 la mitad de los 507 millones de euros de ingresos previstos. El vuelo de Áreas, aliada desde hace un año con Elior, hace escala en Latinoamérica.

La entrada de Elior en el capital y la apuesta en México permitirán a Áreas presentar un salto en los ingresos de 279,4 a 507 millones de euros

Áreas levantó el vuelo con su irrupción en los aeropuertos en 1992, fecha en que su negocio tomó, además, el primer tinte internacional al cruzar la frontera portuguesa. La empresa, fundada hace 34 años y hoy presidida por Emilio Cuatrecasas (al frente también del conocido bufete de abogados Cuatrecasas), culmina ahora su década más prodigiosa: suma 835 puntos de servicio repartidos por seis países distintos, donde emplea a 6.000 personas, mientras presume de liderar el mercado ibérico e iberoamericano en restauración de aeropuertos.

Casi un tercio de los ingresos de Áreas (279,4 millones de euros en el ejercicio enero-septiembre de 2001, con un beneficio neto consolidado de 14,8 millones de euros) proceden ya de su actividad internacional. La restauración, tronco del negocio, aún acapara un 54% de las ventas, pero en la tarta de ingresos ha ganado mucho peso la distribución comercial (37%). El resto se reparte entre hoteles y gasolineras.

Para llegar aquí, Áreas tuvo que mentalizarse de que, sola, no iría lejos. 'Éstábamos en una posición modesta', admite Cuatrecasas, y 'sin el interés de Elior nos hubiera sido mucho más difícil'. El grupo francés de restauración Elior, un gigante comparado con Áreas vistos sus 2.067,2 millones de euros de ingresos y sus 45.000 empleados, ha sido el trampolín. La alianza estratégica se selló hace justo un año.

Antes de que se cerrara el acuerdo, la doble vocación de crecimiento internacional y de diversificación de Áreas había despuntado en algunas operaciones. Por ejemplo, la compañía había creado en 1996, conjuntamente con Renfe, la sociedad Arco Duplo, destinada a gestionar los establecimientos ubicados en estaciones de tren. Dos años después hizo su primera incursión en Chile y había incorporado a su negocio a General de Restaurantes y Serausa.

Los planes de expansión de Áreas captaron entonces la atención del BBV, aún por fusionarse con Argentaria, y de la empresaria Alicia Koplowitz, que a través de un holding inversor tomaron a finales de 1998 un 20% del capital. El 80% del accionariado restante se lo repartían las familias Cuatrecasas, Leg y Sansalvador.

El paso fugaz de Homs

Para apuntalar el crecimiento, la empresa diseñó un plan estratégico, justo cuando entró en escena, como presidente, el actual consejero catalán de Economía y Finanzas, Francesc Homs.

Pero Homs apenas tuvo tiempo de supervisar este plan (las riendas del negocio las lleva el consejero director general, José Gabriel Martín Aguilar, que previamente había hecho carrera en Seat), y que incluía una reorganización de los negocios interpretada en clave de una futura salida a Bolsa. En enero de 2001, Homs abandonó la empresa y ocupó el lugar de Artur Mas en el Gobierno catalán. Durante su etapa como presidente se compró ATASA, la sociedad que gestiona la restauración comercial en cinco aeropuertos de Marruecos, entró en el accionariado (27%) de los restaurantes Carmen, tomó el 70% del grupo argentino de resturación en aeropuertos y centros comerciales Multimarca y obtuvo la mayor parte de la restauración comercial en el aeropuerto de Santiago de Chile.

Con Cuatrecasas en la presidencia, la globalización ya campaba a sus anchas y las cosas se complicaban para dar un salto de tamaño significativo. Pese a sus devaneos internacionales, Áreas tenía que medir fuerzas con rivales extranjeros que la hacían palidecer, como Grupo Granada, Autogrill o la propia Elior, tercero del ránking por tamaño y que cotiza en la Bolsa de París. Tras varios contactos, Áreas plasmó su acuerdo con el socio francés.

Embrollo accionarial

Como resume José Gabriel Martín, 2001 fue un año 'complejo'. Primero, por la reorganización accionarial. Elior compró un 59,25% del capital de Áreas (además de comprar en paralelo un 40,5% de Serunion, también participada por Áreas). Casi un 30% se lo vendieron las familias históricas de Áreas Leg y Sansalvadó; un 20%, Cuatrecasas; el 10% restante, el holding HPI 2000 (BBVA, Koplowitz y, con un 1%, Martín).

Elior aportó las acciones compradas a la nueva Corporación Áreas, donde el capital se reparte así: Emesa (Cuatrecasas), 54%; Elior, un 36,3%, y HPI 2000, un 9,1%. Cuatrecasas compró a su vez un 1% del capital de Elior, valorado en 13,2 millones de euros. El socio francés mantuvo al presidente y al consejero director general de Áreas, puso como vicepresidente a Robert Zolade y, en un consejo de 14 miembros, sólo colocó a cinco de los suyos, en una cierta 'autonomía de gestión'.

La operación supuso la adquisición por Áreas de los negocios de restauración concesional de Elior en España ( aeropuertos de Madrid, Barcelona y Palma) y en México, además de la canalización a través de Áreas de las inversiones del grupo en América Latina y la Península Ibérica.

Sólo un mes después del acuerdo, que ha supuesto la mejora en un punto de la rentabilidad neta sobre ventas de Áreas, el grupo cerró su mayor inversión: la compra por 107 millones de euros de la mexicana Latinoamericana Duty Free. De golpe, México acaparó un 26% de la actividad de Áreas, cuyos fondos propios rozan los 100 millones de euros (un 55,7% más que antes de la alianza).

La asociación con Elior y la operación mexicana allanan la vía para que, al cierre del ejercicio el próximo septiembre, Áreas presente un crecimiento espectacular: de 279,4 millones de euros, a un salto de 507 millones, si se cumplen las previsiones. Así, la empresa se podrá presentar descontaminada del bajón experimentado por todos los sectores relacionados con el turismo, tras el 11 de septiembre.

Sin embargo, en el actual marco económico, la empresa piensa más en clave de digerir su año agitado que en nuevas aventuras. No se han concretado las operaciones que en 2001 se estudiaban en Túnez, Argelia, Egipto o Grecia. Está por ver si en 2003 se cumplirá la previsión de irrumpir también en Brasil, Perú y Colombia.

Atención al cliente

Teléfono: 902 20 21 41

Nuestro horario de atención al cliente es de 9 a 14 los días laborables

Formulario de contacto »

Lo más visto en...

» Top 50

Webs de PRISA

cerrar ventana