ArchivoEdición impresa

Acceso a suscriptores »

Accede a EL PAÍS y todos sus suplementos en formato PDF enriquecido

viernes, 19 de abril de 2002
CRÓNICA

El Tau cae de manera estrepitosa

El equipo de Ivanovic arruina su partido ante el Maccabi y se queda fuera de la Final a Cuatro

El Tau, el equipo de la Euroliga más unido a la épica en los últimos dos años, se atascó ayer en el partido más inoportuno, en una cita con mayúsculas. Era el día en el que tenía la Final a Cuatro a la vista y la tocaba con las yemas de los dedos. Enfrente había un rival de altura, el Maccabi, con solera y algunos jugadores sensacionales. Pero batible. El Baskonia ya le ganó en Tel Aviv en la ida. Le bastaba con repetirlo. Incluso le valía perder por un punto. Pero no hubo lugar a las cortas distancias. El Maccabi chuleó al Tau en la cancha vitoriana y dejó al baloncesto español sin representantes en la fiesta final del baloncesto europeo.

El partido del Tau fue para enmarcarlo en el museo del terror. Todas las capacidades que se le conocen desaparecieron de un plumazo. Se le ha visto fallón a veces, pero nunca con un apagón de ese calibre. Ya entró en el partido con el pie del revés. Se encontró de bruces con una defensa al límite del Maccabi. La táctica de David Blatt fue sencilla: buscar un desgaste bestial y apoyarse en sus estrellas para desequilibrar el choque. Parker y, sobre todo, McDonald metieron muchas canastas, pero, lo más importante, todas psicológicas. Sobre todo el segundo. El base americano comió la moral a Bennett. Le picó para que respondiera a cada canasta suya. Y el capitán del Tau no se vio con espacios ni claridad para estar a su altura. No fue el único con esos problemas. Los pívots del Tau eran superiores a sus pares. Enseguida mandaron al gigante Nate Huffman al banco cargado por las faltas. Pero con el camino despejado no supieron rematar. Que si lanzamientos bajo el aro fallados, que si tiros libres desperdiciados, que si las faltas, e incluso con un par de pequeñas pero sibilinas decisiones arbitrales... Al Tau se le fue el primer tiempo (11-20), y también el segundo (33-43), y no terminaba de enlazar con el Maccabi.

TAU CERÁMICA 65| MACCABI 94

Tau: Bennett (17), Sconochini (2), Vidal (4), Tomasevic (7), Oberto (8); Foirest (4), Scola (5), Nocioni (10), Harissis (6) y Fernández (2).

Maccabi: McDonald (17), Sharp (20), Parker (21), Besok (14), Huffman (2); Henefeld (4), Curcic (10), Burstein (-), Shelef (2) y Saffar (4).

Árbitros: Rems, Coelho y Dozai.

Lleno. 9.350 espectadores en el Buesa Arena.

Pero si antes del descanso el Tau se vio impotente, después la hecatombe fue monumental. El desastre se magnificó observando al Maccabi, que dobló en puntos a su rival en el tercer tiempo (12-24) con una tranquilidad pasmosa. El Baskonia hizo poquísimas cosas bien, y a cada una contestaron los jugadores israelís con un canastón. Una de ésas duele, dos desmoralizan, tres minan... pero tantas hunden a un equipo. El Tau terminó incapaz de anotar ni siquiera desde debajo del aro.

Fue el partido más corto que se ha visto en el Buesa Arena en los últimos tiempos. Quedaba la mitad por jugarse y ya se había acabado. Fue un varapalo sólo equiparable al que sufrió hace unos años, precisamente en La Mano de Elías, la cancha del Maccabi, al perder por 40 puntos. El tramo final sólo sirvió para ver las raras costumbres israelís, con su presidente en el banquillo, algún pequeño roce entre los jugadores y, ante todo, una reverencia al baloncesto desplegado por el Maccabi en Vitoria. Si lo repite en Bolonia, el Kinder, el Panathinaikos y el Benetton tienen motivos para asustarse.

Atención al cliente

Teléfono: 902 20 21 41

Nuestro horario de atención al cliente es de 9 a 14 los días laborables

Formulario de contacto »

Lo más visto en...

» Top 50

Webs de PRISA

cerrar ventana