ArchivoEdición impresa

Acceso a suscriptores »

Accede a EL PAÍS y todos sus suplementos en formato PDF enriquecido

lunes, 15 de abril de 2002
Reportaje:

Las rutas de la inmigración ilegal

Los irregulares, que suman unos 200.000 en España, entran en el país por cinco grandes itinerarios, ayudados por las mafias

La patera es, a ojos de los españoles, el paradigma de la inmigración ilegal. Pero, aunque todas las pateras llevan irregulares, no todos los irregulares llegan en patera. La mayoría entra por avión, con sus documentos en regla para una estancia de tres meses que luego prolongan sine die, o en autobús por los Pirineos, gracias a las ventajas del espacio Schengen. Europol asegura que anualmente se cuelan de forma irregular en Europa 500.000 foráneos, especialmente por el llamado 'flanco oriental y balcánico', eje de una de las cinco grandes rutas de migración hacia la UE.

Europol ejecutó a primeros de abril la operación especial RIO, de control migratorio, en 17 aeropuertos europeos. En tres días, los agentes arrestaron en Madrid-Barajas a 43 personas de extranjis. Si eso es así, cada año pasan por ese aeropuerto unos 5.200 irregulares, aunque muchos, cuando arriban, realmente no lo son. '¿Cinco mil y pico?, no, más, más', aseguran fuentes policiales relacionadas con la inmigración. ¿Pero, cuántos? 'Eso es casi imposible de saber, porque los que llegan legalmente para tres meses y luego se quedan no podemos controlarlos, salvo a ésos a los que les preguntamos a qué vienen y nos dicen una barbaridad', precisa dicha fuente, tras insistir en el ejemplo del suramericano que contestó que venía a ver el gótico, 'una gran ganadería'. Las autoridades calculan que en España residen unos 200.000 irregulares.

Europol afirma que más de 500.000 irregulares entran anualmente en Europa

Los informes de la Comisaría General de Extranjería y Documentación y el elaborado por las policías de los Quince tras la operación RIO, trazan las principales rutas de entrada de inmigrantes en España, divididas según la procedencia de sus usuarios.

Magrebíes. Principales clientes de la patera. El año pasado fueron interceptados en el estrecho de Gibraltar 14.405 irregulares, la mayoría marroquíes. Embarcan en las playas comprendidas entre Tánger y Ceuta y, en menor medida, en las de Melilla. Son captados por redes de inmigración ilegal que, según su poderío, los enrolan en la patera, los cuelan de polizones en líneas regulares o los colocan en pesqueros o yates. La presión en el Estrecho y las medidas preventivas tomadas en las dos ciudades norteafricanas han desviado a los pateristas a las costas saharianas de El Aaiun, para tomar luego rumbo a Canarias, donde entre el 1 de enero de 2001 y el pasado 1 de marzo llegaron 5.060 irregulares, muchos de ellos subsaharianos.

Subsaharianos. Varios son los itinerarios desde los países al sur de Tombouctu. La primera ruta es ésta: van en avión a Casablanca (Marruecos) para luego trasladarse a través de Larache, Asilah, Tánger y Castillejos a fin de intentar la entrada por Ceuta o bien, según la nueva modalidad, por Canarias. La otra ruta parte de Mali y Nigeria, sigue por Argelia y desemboca en Marruecos. El paso entre estos últimos países se hace por las ciudades de Maghina (Argelia) y Oujda (Marruecos). La opción C es el embarque como polizón en buques que tocan los puertos de Senegal, Liberia, Nigeria y Costa de Marfil. La Europol, además, ha detectado cuatro rutas aéreas: una parte de Lagos, para hacer tránsito en Zurich, Amsterdam o Milán y luego repartirse por la UE; otra sale de Zimbabwe, salta a Lagos y acaba en Londres; la tercera va de Johanesburgo a Dublín y la cuarta, de Luanda a Lisboa.

Latinoamericanos. El avión es su forma de entrada habitual; otra sería una locura. La mayoría no necesita visado y cumple los requisitos para que se le abra la puerta. Aunque su destino final suele ser España, en ocasiones utilizan otros aeropuertos de la UE, especialmente el de Amsterdam. Los ecuatorianos optan por tomar el avión en Quito o Guayaquil, para saltar a Madrid o Lisboa, desde donde luego entran en coche a territorio español. La policía ha constatado que ciudadanos peruanos, a los que se les exige visado, se arman de pasaportes falsos ecuatorianos y luego siguen el itinerario anterior. Los venezolanos y colombianos hacen una ruta muy similar, sólo que embarcando en Caracas. La tercera opción conocida es el paso terrestre hacia Brasil, hasta volar desde Sao Paulo o Río de Janeiro.

Europeos del este. Los vecinos del oriente de Europa suelen colarse por medios terrestres por la frontera verde de Alemania o el puesto austríaco de Heiligenkreuz. Los rumanos utilizan rutas distintas, según su comarca original: los de Transilvania hacen el itinerario Arad-Praga-Barcelona; los de Moldavia salen de Iasi, la capital regional, hacia Turín, para luego ir en tren a Barcelona, lo mismo que hacen los naturales de la zona de Bistrita. Europol ha detectado también el uso del aeropuerto de Tirana.

Asiáticos. Sus principales usuarios son pakistaníes y chinos, que prefieren acabar en Reino Unido. Los chinos viajan primero a Hong-Kong, Tailandia o Singapur, donde, tras ser dotados de pasaportes falsos (generalmente de conciudadanos fallecidos), toman aviones a París. Iraquíes, iraníes y pakistaníes saltan a Estambul, ya que esta ciudad turca tiene uno de los mayores mercados de compraventa de pasaportes falsos. Luego optan por dirigirse a un país asiático no emisor de emigración, para pasar inadvertidos, o por volar a Bruselas o Amsterdam. Una vez en tierra, si te he visto no me acuerdo.

En Canarias no hay 'llegada masiva'

Lo dice el Gobierno. Las cifras de entrada de inmigrantes a Canarias no pueden definirse 'como de llegada masiva', porque los totales anuales de arribadas a las costas de Fuerteventura y, en menor medida, Lanzarote, son 'muy inferiores a las llegadas registradas en el estrecho de Gibraltar'. El Ejecutivo acaba de responder de esta forma a una pregunta de la parlamentaria de Coalición Canaria Claudina Morales Rodríguez. El Ministerio del Interior argumenta que aunque el flujo de inmigrantes a las islas ha ido creciendo cada año, tampoco es para rasgarse las vestiduras. En 1999 fueron detenidos en las costas insulares 875 irregulares, una cifra que se elevó al año siguiente a 2.410, y en 2001, a 4.112, un número que, a la vista de lo acumulado en enero y febrero últimos (948 interceptados), será superado. Entre 2000 y 2001 fueron expulsados o devueltos a sus países 2.227 extranjeros. La mayoría llegó a Fuerteventura, una isla de unos 36.000 habitantes, donde en 2001 desembarcó un número de irregulares equivalente al 10% de su población.

Atención al cliente

Teléfono: 902 20 21 41

Nuestro horario de atención al cliente es de 9 a 14 los días laborables

Formulario de contacto »

Lo más visto en...

» Top 50

Webs de PRISA

cerrar ventana