ArchivoEdición impresa

Acceso a suscriptores »

Accede a EL PAÍS y todos sus suplementos en formato PDF enriquecido

martes, 5 de marzo de 2002

Detenido el jefe de inmunología del hospital Doce de Octubre

Fuentes policiales cifran en 3,91 millones de euros el desfase en las cuentas del departamento

El catedrático Carlos Antonio Arnaiz Villena, jefe del servicio de inmunología del hospital Doce de Octubre, fue detenido ayer por la policía y conducido a la comisaría del distrito de Salamanca. Allí prestó declaración y se le comunicó que había sido suspendido de empleo y sueldo. A Arnaiz se le imputan irregularidades contables que 'podrían alcanzar', según el informe de la Policia Judicial, hasta 3,91 millones de euros. El Grupo de Investigación de la Seguridad Social (GISS) llevaba desde diciembre buscando infructuosamente a Arnaiz en los siete domicilios que constan de él en el hospital.

más información

La investigación sobre las presuntas irregularidades cometidas en el servicio de inmunología del Doce de Octubre se inició el pasado otoño. Fue entonces cuando los gestores del hospital detectaron supuestas irregularidades en las cuentas del departamento del que Arnaiz era responsable. Un portavoz del centro indicó ayer que, tras detenerlo la policía, se le entregó al catedrático la orden de suspensión de empleo y sueldo. Esta misma fuente señaló que la medida se adoptaba por 'las irregularidades detectadas en la adquisición de reactivos para pruebas asistenciales, porque se falseaban estudios, por el trato supuestamente vejatorio a algunos de sus subordinados, por el retraso en la atención asistencial y por el desvío de productos a la universidad'.

Fuentes policiales confirmaron a EL PAÍS que se están analizando las cuentas de los últimos cinco años del servicio de inmunología. En el primer año investigado, las presuntas irregularidades ascienden a 860.000 euros, y, en el total del periodo sometido a inspección, el desfase, según estas fuentes, podría llegar a los 3,91 millones.

La detención de Arnaiz se produjo ayer a las 9.30 en la calle Sagasta. Allí fue localizado por los miembros del GISS (un grupo del Cuerpo Nacional de Policía) y por la Guardia Civil. Estos agentes llevaban varias semanas tras la pista del investigador para interrogarle sobre los delitos que se le imputan. El hospital Doce de Octubre, gracias a la detención, pudo también comunicar a Arnaiz que había sido apartado de su cargo. El catedrático se encontraba oficialmente de baja, ya que aseguraba sufrir una lesión en un pie que le impedía acudir al trabajo.

El pasado 26 de noviembre, el hospital Doce de Octubre abrió un expediente informativo a Arnaiz. El 28 de ese mes, Albino Navarro ordenó que se incoara el expediente desde el Insalud. Y el 3 de diciembre se le notificó al interesado. El día 5, él presentó un recurso. Entre la documentación que le fue solicitada estaba la relativa a la compra de material de los últimos cinco años en su servicio, cuál había sido su uso y, en concreto, qué empleo había dado a los reactivos. Fuentes de Sanidad, además, sospechan que en el 'servicio trabajaban personas que no pertenecían al mismo'. En los primeros días del pasado diciembre le fue notificado al catedrático que había sido apartado de su puesto. Pero Sanidad no pudo hasta ayer localizarlo y comunicarle que había sido suspendido de empleo y sueldo.

'No sé nada de las facturas'

EL PAÍS logró hablar hace dos semanas con Arnaiz: 'Me hallo de baja por una lesión en un tobillo. En diciembre pasado me comunicaron que estaba apartado del servicio porque decían que había unas facturas engordadas y porque una de mis colaboradoras me había acusado de acoso moral. Desde entonces no sé nada más', dijo. Y añadió: 'No sé nada de las facturas porque yo no soy quien las pago. Eso no depende de mí. La acusación de acoso moral se debe a que una de mis colaboradoras está molesta, ya que cambió de función después de un problema con unos volantes y porque su trabajo no me ofrecía las garantías suficientes. Esas cosas suceden todos los días. No sé a qué se debe que me acuse de acoso moral'. Todas estas presuntas irregularidades están denuncidas en el Juzgado número 27 por Sanidad. Fuentes policiales aseguran que la investigación sigue abierta y que es posible que se añadan nuevas acusaciones a Arnaiz en los próximos días.

Arnaiz es catedrático de Inmunología de la Facultad de Medicina de la Complutense, donde ocupa una de las plazas denominadas mixtas: cobra de la facultad, pero ejercía su labor investigadora en el Doce de Octubre, como jefe de servicio del hospital. En la universidad, el catedrático también debe responder de otra denuncia, la realizada por una de sus colaboradoras, que asegura que Arnaiz se ha apropiado de una secuencia suya de ADN, según informó un portavoz de la Complutense.

Carlos Antonio Arnaiz está considerado un prestigioso investigador en inmunología, pero polémico por sus trabajos sobre el lenguaje. Su libro El origen de los vascos y otros pueblos mediterráneos (1998) levantó una gran polvareda al sostener la tesis de que la lengua vasca está emparentada con el bereber.

Atención al cliente

Teléfono: 902 20 21 41

Nuestro horario de atención al cliente es de 9 a 14 los días laborables

Formulario de contacto »

Lo más visto en...

» Top 50

Webs de PRISA

cerrar ventana