ArchivoEdición impresa

Acceso a suscriptores »

Accede a EL PAÍS y todos sus suplementos en formato PDF enriquecido

lunes, 4 de marzo de 2002

La plana de Lleida tendrá un lago natural más grande que el de Banyoles

Acuerdo para recuperar el Estany d'Ivars

La plana de Lleida tendrá en el plazo de dos años un lago natural que será más grande que el de Banyoles. La comisión institucional que impulsa la recuperación del antiguo Estany d'Ivars d'Urgell (Pla d'Urgell) ha alcanzado un acuerdo con los propietarios de las 50 fincas que ocupan la cubeta de la antigua laguna, que fue desecada en la década de 1950 con el fin de destinarla a usos agrícolas. Con este trámite se ha dado un paso definitivo para hacer realidad un proyecto que llevaba más de 10 años encallado y en el que las instituciones invertirán 8'4 millones de euros (unos 1.400 millones de pesetas).

La Generalitat prevé recuperar el aspecto anterior del lago y convertirlo en la tercera zona húmeda de Cataluña, después del Delta del Ebro y los Aiguamolls de l'Empordà. El primer paso, antes de expropiar los terrenos por 900 millones de pesetas, será crear el consorcio que se encargará de gestionar el futuro lago. Estará formado por la Generalitat, la Diputación de Lleida, los ayuntamientos de Ivars d'Urgell y Vila-sana, el Consejo Comarcal del Pla d'Urgell y la Universitat de Lleida.

La ejecución del proyecto no presenta demasiadas dificultades técnicas. Sólo se trata de aprovechar una depresión de forma ovalada, dedicada ahora a diversos cultivos, y llenarla con agua procedente del Canal d'Urgell, de la lluvia y de aportaciones subterráneas.

Sin embargo, antes de esta operación será necesario eliminar las aguas residuales y extraer la biomasa vegetal de la cubeta, como árboles, plantas herbáceas y raíces, a fin de reconstruir un ecosistema lo más parecido posible al que había hace medio siglo.

Después vendrá la fase de repoblación vegetal y animal con especies que abundaban antes de la desecación. Se pretende convertir la zona en un complejo turístico y centro de educación medioambiental. Los trabajos comenzarán dentro de unos meses y se espera que en un periodo de dos o tres años el lago haya recuperado la fauna y la flora original. En sus aguas no estará permitido cazar, como antiguamente, ni las actividades náuticas, aunque en algunos casos se podrán usar barcas de remos.

El lago, situado a caballo entre los términos municipales de Ivars d'Urgell y Vila-sana, tendrá tres kilómetros de longitud, un kilómetro de ancho, una orilla perimetral de ocho kilómetros y una capacidad de embalse de 2,07 hectómetros cúbicos de agua. La profundidad media del lago será de tres metros (antes tenía cinco) para facilitar las condiciones de vida de las plantas acuáticas y crear una vegetación que atraiga a numerosas aves migratorias. El proyecto ocupará 132 hectáreas, de las cuales 95 estarán siempre inundadas y el resto serán zonas húmedas.

Una de las novedades que prevé el proyecto es la construcción de una isla artificial en forma de uve dentro del lago, de 600 metros de longitud, 45 de ancho y 2,5 de altura donde podrán refugiarse y construir sus nidos las aves. De esta manera, estarán fuera del alcance de los depredadores terrestres y cazadores furtivos.

El presidente de la Diputación de Lleida, el convergente Josep Pont, destaca la gran importancia medioambiental y socioeconómica que tendrá esta operación para la comarca, ya que con una inversión de 1.400 millones de pesetas 'podremos tener un lago más grande que el de Banyoles, a seis kilómetros de la autovía, a una hora de Barcelona y a 20 minutos de Lleida'. Pont espera que la recuperación del lago atraiga a miles de turistas cada año.

El Estany d'Ivars alcanzó gran fama a finales del siglo XIX por la pesca de anguilas y por la caza de patos, actividades que se mantuvieron hasta su desecación. La gran cantidad y variedad de peces y aves migratorias que acudían a sus aguas constituyó un reclamo para los cazadores y pescadores que llegaban desde toda Cataluña atraídos por lo fácil que resultaba abatir las piezas. Durante más de un siglo, una parte de la economía de los municipios de los alrededores estuvo basada en la explotación de los recursos del lago.

Atención al cliente

Teléfono: 902 20 21 41

Nuestro horario de atención al cliente es de 9 a 14 los días laborables

Formulario de contacto »

Lo más visto en...

» Top 50

Webs de PRISA

cerrar ventana