ArchivoEdición impresa

Acceso a suscriptores »

Accede a EL PAÍS y todos sus suplementos en formato PDF enriquecido

jueves, 14 de febrero de 2002

Los partidos dan una semana al Gobierno para que ponga fecha a la Carta Municipal

Posada ofrece una ley para Madrid y Barcelona

El ministro de Administraciones Públicas, Jesús Posada, se comprometió ayer en Madrid ante los diputados catalanes a reconocer la Carta Municipal de Barcelona, aunque situó la norma en el contexto de una ley de grandes ciudades que afecte a Madrid y Barcelona. Los partidos catalanes han dado una tregua al Gobierno, como mínimo hasta el martes, cuando se verá en el Senado una moción que pondrá plazos por primera vez a la aprobación de la norma.

La semana pasada Posada desató una tormenta política al afirmar en el Senado que el Gobierno no tenía la intención de aprobar la Carta Municipal de Barcelona -aprobada por unanimidad tanto en el Ayuntamiento como en el Parlament- por considerarla de 'dudosa constitucionalidad'. El martes, el ministro matizó su postura y sugirió que la Carta se apruebe a través de una ley genérica de grandes ciudades que, de hecho, afectaría sólo a Barcelona y Madrid. Ayer se mostró aún más conciliador en la reunión que mantuvo en el ministerio con destacados representantes de todos los grupos parlamentarios catalanes.

Posada subrayó que el Gobierno no ha visto nunca con malos ojos el contenido de la Carta Municipal y, aunque se mostró una vez más reticente a una ley que afecte únicamente a Barcelona, reiteró la posibilidad de impulsar una ley de grandes ciudades que incluya una mención explícita a la Carta Municipal de Barcelona; asimismo hizo una petición a todos los grupos para abordar conjuntamente la fórmula precisa para sacar adelante la Carta por consenso.

Desbloqueo

Ante las explicaciones de Posada, los portavoces de los partidos catalanes dejaron a un lado el hacha de guerra y dieron un voto de confianza al ministro. Narcís Serra (PSC), Xavier Trias (CiU), Jorge Fernández Díaz (PP), Joan Puigcercós (ERC) y Joan Saura (ICV) consideraron que la reunión había desbloqueado la situación y pasaron de puntillas sobre los asuntos espinosos pendientes de resolver. Por ejemplo: si la Carta debe aprobarse o no a través de una ley única para Barcelona. Saura incluso retiró la pregunta que tenía previsto hacerle a Posada en el Congreso.

La prueba del nueve sobre si efectivamente se ha recuperado el consenso será la moción que debatirá mañana el Ayuntamiento de Barcelona y, sobre todo, la que se verá en el Senado el martes. La moción inicial la ha redactado el senador de la Entesa Carles Bonet en estrecha colaboración con el gobierno municipal de Barcelona, e insta al Gobierno a presentar en un plazo de seis meses un proyecto de ley especial para Barcelona que otorgue a su Ayuntamiento 'las capacidades y competencias' que se recogen en la Carta Municipal.

Atención al cliente

Teléfono: 902 20 21 41

Nuestro horario de atención al cliente es de 9 a 14 los días laborables

Formulario de contacto »

Lo más visto en...

» Top 50

Webs de PRISA

cerrar ventana