Selecciona Edición
Entra en EL PAÍS
Conéctate ¿No estás registrado? Crea tu cuenta Suscríbete
Selecciona Edición
Tamaño letra

Cuatro inmigrantes mueren en un naufragio

Detenido un ciudadano marroquí como supuesto patrón de la patera siniestrada en Tarifa

La Guardia Civil rescató ayer los cuerpos sin vida de dos inmigrantes clandestinos de origen subsahariano que formaban parte de una expedición que naufragó frente a las playas de Tarifa. El suceso se detectó al mediodía de ayer, cuando varios agentes alertaron sobre el hallazgo, en la playa de El Cañuelo, de una pequeña embarcación siniestrada junto a la que yacía el cadáver de un hombre de origen subsahariano. Salvamento Marítimo puso en marcha un dispositivo de búsqueda ante la posibilidad de que se tratase de un naufragio, como se confirmó más tarde. Los efectivos de socorro consiguieron avistar, en las aguas próximas a donde se encontró el cadáver, otros tres cuerpos, pero sólo uno de ellos pudo ser rescatado.

Un ciudadano marroquí fue detenido en la zona por los agentes como supuesto integrante de la expedición clandestina de inmigrantes, que podría estar integrada por unas 10 o 15 personas, según un portavoz de la Guardia Civil. Los agentes sospechan que el detenido es el patrón de la embarcación.

Aunque la declaración del detenido será la que arroje nuevos datos sobre el posible naufragio, la Guardia Civil no descarta que algunos de los ocupantes de la patera alcanzasen la playa y salvase la vida, tal y como ocurrió con el magrebí interceptado.

A lo largo de toda la tarde de ayer, unidades marítimas y aéreas de Salvamento Marítimo, de La Armada y de los Grupos de Actividades Subacuáticas de la Guardia Civil rastrearon la zona en busca de supervivientes. El equipo de salvamento localizó uno de los cuerpos avistados durante la mañana. El difícil acceso a la zona rocosa en la que se encontraba dificultó las tareas de rescate.

Éste es el primer naufragio ocurrido en lo que va de año en las costas de Tarifa, donde ha disminuido considerablemente, el número de expediciones que desde el norte de África parten hacia las costas de Cádiz. Las operaciones relacionadas con la inmigración no se limitaron a Cádiz. La Guardia Civil detuvo ayer a nueve inmigrantes indocumentados que fueron localizados por una patrulla cuando caminaban por una playa de Castell de Ferro, en la provincia de Granada.

* Este articulo apareció en la edición impresa del Miércoles, 13 de febrero de 2002