ArchivoEdición impresa

Acceso a suscriptores »

Accede a EL PAÍS y todos sus suplementos en formato PDF enriquecido

miércoles, 23 de enero de 2002
LA NOTICIA EN LA RED

Los colombianos se muestran escépticos sobre las conversaciones de paz

Organizaciones e internautas entienden como una victoria pírrica el aplazamiento de la tregua hasta abril y lamentan que el Gobierno y las FARC se hayan conformado con pactar un calendario y no unos objetivos

'Ganó la Colombia humilde, los desplazados, es un paso al futuro', exclamaba el lunes Félix Díaz en el foro de debate sobre el proceso de paz en Colombia de la emisora Radio Caracol. Una de las pocas reacciones entusiastas al pacto alcanzado en la medianoche del domingo día 20 entre el Gobierno presidido por Andrés Pastrana y las Fuerzas Armadas Revolucionarias de Colombia ejército del Pueblo, las FARC-EP.

Los motivos de la decepción que se respira en Internet sobre el último episodio de un proceso de tres años se resumen en la siguiente reflexión: 'Las negociaciones deben enfocarse en los temas fundamentales que traerán la paz y no emplear más tiempo discutiendo los mecanismos de las negociaciones. Los colombianos deben darse cuenta de que sin cambios estructurales no habrá paz'. Opinión formulada por la ONG Colombia Support Network, que denuncia la violencia ejercida por todas las partes en conflicto: grupos guerrilleros, paramilitares, políticos y el Ejército.

De hecho, el Gobierno y las FARC casi rompieron este mes los tratos por una cuestión de método, el calendario negociador; sólo al ponerse de acuerdo sobre éste se salvó el lunes el proceso. 'Las FARC sólo quieren salvar la zona neutral o 'de despeje' (los 42.000 kilómetros cuadrados cedidos en noviembre de 1998 a la guerrilla para iniciar las conversaciones) se lamenta un lector de El Tiempo de Bogotá.

Las vueltas en círculo, sin llegar a puerto alguno, dadas en el último mes, han llevado al hastío ciudadano, expresado en los sondeos en la red de medios como la citada Radio Caracol. A la cuestión: '¿Confía que de la reunión entre Gobierno y FARC saldrán resultados positivos?' Un abrumador 95% contestaba 'No'. Pero el mismo porcentaje pensaba que las negociaciones no deben romperse si las FARC no aceptan una tregua, prolongada ahora al 7 de abril.

El difícil fin de los asesinatos, los secuestros y la extorsión lleva a la desesperanza: 'La solución al conflicto aún está lejos. Los diálogos han perdido su rumbo, si alguna vez lo tuvieron. Es increíble como la guerrilla ha manipulado a su antojo y conveniencia la zona de despeje. Y el Gobierno ha sido débil en todo y, especialmente, en el manejo de la paz. Paz que anhelamos la mayoría de los ciudadanos comunes y corrientes, pero, al parecer, no es conveniente para los grupos insurgentes', denuncia Bernardo Solano en Patria Grande, web calificada por diversos medios como una de las mejores dedicada a Latinoamérica en Internet, que toma su nombre del ideal unificador de José Martí. La ciudadanía también es crítica con Andrés Pastrana: en un sondeo de El Espectador, los lectores califican su gestión en el Gobierno como buena un 10%; regular, el 8% y mala, un abrumador 82%.

Ni siquiera Manuel Marulanda Vélez, Tirofijo, jefe de las FARC, tiene mucha fe en las conversaciones. En febrero afirmaba en Colombia Popular, un servicio informativo de los insurgentes con sede en Berlín: 'Los delegados del presidente siempre llegaron a los contactos con las manos atadas y la orientación precisa de no ceder en nada'. De hecho el calendario casi ha dado al traste con las conversaciones. En el desbloqueo del mismo insiste Burn, una página alternativa de los estudiantes de la Universidad de California, que aporta numerosos enlaces.

Camilo Gómez, comisionado del Gobierno y Raúl Reyes, jefe de las FARC / ASSOCIATED PRESS

Atención al cliente

Teléfono: 902 20 21 41

Nuestro horario de atención al cliente es de 9 a 14 los días laborables

Formulario de contacto »

Lo más visto en...

» Top 50

Webs de PRISA

cerrar ventana